Murcia muestra al sector las variedades más rentables de plantaciones comerciales de nogal

0
55

     

    El director destacó asimismo que para obtener buenos resultados “es obligado recurrir a la fertirrigación con agua de buena calidad y también aplicar técnicas de cultivo adecuadas, en cuanto a podas de formación y de producción, además de control de plagas y enfermedades”, entre otros aspectos.

    El diseño de la plantación, de 3 hectáreas, está condicionado por la topografía del terreno de esta finca colaboradora. Se cultiva en terrazas junto al río Moratalla, por el que discurre agua de buena calidad, aunque la explotación dispone de una dotación limitada por hectárea. Ello obliga al uso de sistemas de riego por goteo con fertirrigación, mediante un programa de alta eficiencia.

Investigación

     El proyecto surge como consecuencia de la aplicación de trabajos de investigación llevados a cabo en el IMIDA, con la puesta a punto de las técnicas de propagación de plantas mediante el forzado del injerto con calor en la unión. Esta tecnología, patentada por el Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias y Alimentarias (INIA), se transfirió a la Industria viverística, dando como resultado la obtención de plantones de nogal con eficiente comportamiento agronómico.

    El responsable autonómico concluyó que estos trabajos y otros sobre comportamiento agronómico y productivo de las variedades, así como estudios de la floración para determinar las combinaciones más eficientes en cuanto a fecundación y desarrollo de los frutos, “permitieron establecer, en las condiciones del Noroeste, qué variedades pueden resultar más rentables para realizar plantaciones comerciales de nogal para la producción fruta, por lo que ahora podemos transferir al sector estos conocimientos”.

Potencial para su cultivo

    La mayor parte de la superficie regional de nogal (unas 240 hectáreas) se ubican en el Noroeste (180 hectáreas). El potencial para su cultivo es importante y se centra en zonas con buena disponibilidad de agua y cierta altitud. Tiene sus mejores huecos en aquellos parajes que son problemáticos para el cultivo de frutales, debido a que estos últimos sufren una mayor incidencia de heladas primaverales.

    De cara al agricultor y a la empresa agrícola, el cultivo también presenta ventajas por la posibilidad de su recolección mecánica, la poca dependencia de mano de obra contratada, los escasos problemas de conservación y su buena comercialización.