Murcia promueve la reintroducción de una planta silvestre protegida en Yecla

0
18

    El proyecto, cuyo plazo de ejecución se prolongará hasta julio de 2015, ha consistido en la plantación de 120 unidades en los Navajos de Torres, ubicado entre las sierras de los Gavilanes y la Magdalena del municipio de Yecla. El lugar elegido es un navajo, una charca estacional, lo que favorece la producción de biomasa que es aprovechada por la caza o el ganado.

    Para garantizar la introducción de los nuevos ejemplares, se procedió a la adecuación del suelo mediante el riego y la excavación y, finalmente, a la plantación del material vegetal. Una vez reintroducidos los ejemplares, el Ayuntamiento realizará los riegos necesarios para asegurar la actuación, y la Dirección General de Medio Ambiente, el correspondiente seguimiento.

    Este proyecto comenzó en mayo de 2013 con un estudio de las poblaciones de la especie y las locaciones para realizar la reintroducción, para continuar con la recolección del germoplasma necesario y su germinación, con el objetivo de recuperar y conservar la especie de flora silvestre amenazada. A continuación, en el vivero de El Valle se produjo la planta, unos 200 ejemplares, de los que se emplearon 120 en la plantación.

Especie en peligro de extinción

    La Teucrium Campanulatum es una planta de la familia de las labiadas (tomillos), que se distribuye en el Mediterráneo occidental, especialmente en la península Ibérica, Italia (península Itálica y Sicilia) y norte de África (Marruecos, Túnez y Argelia).

    Es una especie muy sensible a la alteración de su hábitat, además de presentar tamaños poblacionales muy fluctuantes como consecuencia de la irregularidad de las precipitaciones, lo que explica que las poblaciones tengan un cierto carácter itinerante e inestable en el espacio y en el tiempo. Las poblaciones localizadas en Abarán, Blanca y Molina de Segura han desaparecido como consecuencia de la acción antrópica.

    En la Región de Murcia se encuentra protegida por el Decreto 50/2003, de 30 de mayo, por el que se crea el Catálogo Regional de Flora Silvestre Protegida de la Región de Murcia y se dictan normas para el aprovechamiento de diversas especies forestales. La especie está catalogada en peligro de extinción porque tan solo se conocen dos poblaciones naturales.