El grupo de comercialización OLEOVIDABOL o Cooperativa de 2º Grado, fruto de la unión de las cooperativas ciudadrealeñas El Progreso de Villarrubia de los Ojos y Oleovinícola Campo de Calatrava de Bolaños de Calatrava, ha nacido oficialmente este míercoles 3 con la firma notarial de esta integración comercial de aceite de oliva virgen, en la Sala de Juntas de la cooperativa de Bolaños, en presencia del director general de Cooperativas e Industrias Agroalimentarias, en nombre del Gobierno regional, principal impulsor de este modelo de uniones comerciales.

La firma ante notario la suscribieron en primer lugar Jesús Julián Casanova, presidente de El Progreso; y Julián Castro, presidente de Campo de  Calatrava, actuando como testigos Gregorio Jaime Rodríguez, director general de Industrias Agroalimentarias y Cooperativas de la JCCM; los alcaldes de Bolaños, Miguel Angel Valverde; y de Villarrubia de los Ojos, Encarnación Medina, junto a José Joaquín Moreno-Chocano, presidente de Los Pozos de Daimiel y representantes de Cooperativas Agroalimentarias de CLM y de Globalcaja, entre otros invitados.

Abrió el turno de intervenciones Miguel Angel Valverde, quien felicitó a los dos presidentes de las Cooperativas por esta unión, y destacó la importancia de los productos agroalimentarios bolañegos en la generación de riqueza en la localidad, como ocurre con el vino, la berenjena, la cebolla, y el aceite de oliva virgen, por citar cuatro productos muy enraizados en el territorio. Y ensalzó la concentración de la oferta para lograr mejores precios, como es el caso de Oleovidabol, por “la importancia que el sector agrario tiene en Bolaños, y porque, todo lo que sea vender mejor los productos en los mercados, beneficiará a los pueblos y al conjunto de la sociedad”.

OLEOVIDABOL comercializará inicialmente unos 3,2 millones de kilos de aceite de oliva virgen

Encarnación Medina dio la enhorabuena por este momento importante, y agradeció que la hagan coparticipe del mismo, indicando que siempre ha apoyado al sector agrario, desde que llegó al gobierno municipal de Villarrubia de los Ojos, y acudía de buen grado a ser testigo de esta unión, destacando la importancia de la comercialización y las inversiones en este sector agrario, que fija población en los municipios, evitando la despoblación, “y los alcaldes los sabemos y agrademos la labor que hacen las cooperativas para seguir adelante, partiendo de unos productos de gran calidad a lo que hay que poner en valor no sólo aquí sino en el mundo”.

Jesús Julián Casanova remarcó que el futuro de la agricultura pasa por mejorar las estructuras comerciales para tener mejores canales para vender nuestros productos de manera más eficiente y económica y con más fuerza. “Y los grupos de comercialización son la mejor herramienta que tenemos para ello. Al igual que apostamos por VIDASOL para comercializar el vino, y nos está yendo bien, creemos que el futuro pasa por estas agrupaciones de cooperativas para comercializar, y ahora todos a trabajar para vender mejor y beneficiar así a nuestros agricultores y pueblos, dejando la puerta abierta para otras cooperativas que quieran sumarse”.

Para Julián Castro significaba un honor ser anfitrión del nacimiento de esta cooperativa de 2º Grado, cuyo único objetivo es rentabilizar nuestros productos para mejorar la renta de nuestros agricultores, por lo que agradeció las ayudas que pone a nuestra disposición la administración regional para estas uniones comerciales, añadiendo que “Bolaños y comarca es una de las zonas donde menos despoblación hay, por el empeño de los agricultores, pero para que nuestros jóvenes no tengan que abandonar nuestros pueblos necesitamos agua. Estamos en una zona con la más baja dotación de agua de toda España, y pedimos tener al menos 4.000 m3, lo mínimo para conseguir una agricultura digna, de modo que el 20% del agua que se va para Levante, se quedara en la Mancha, porque es necesario para el futuro de nuestra tierra”.

Gregorio Jaime Rodríguez cerró el turno de intervenciones felicitando a sendos presidentes y consejos rectores por esta decisión de agruparse, porque “en Castilla-La Mancha estamos demostrando músculo en este sentido, y somos la envidia de otras comunidades como Andalucía, ya que, cuando acabemos la legislatura, habrá unas 16 agrupaciones de agricultores con fines comercializadores, lo cual es mejor para competir en los mercados internacionales, algo prioritario para el Gobierno regional al que represento, que realiza un gran esfuerzo económico para potenciar estas figuras”, recordando que acaba de salir una nueva convocatoria de ayudas para aquellos proyectos agroalimentarios con un cierto volumen de facturación.

OLEOVIDABOL comercializará inicialmente unos 3,2 millones de kilos de aceite de oliva virgen, fruto de una cosecha media entre ambas cooperativas de 15 millones de kilos de aceituna, y aspira a facturar con su venta unos 9 millones de euros. Unos 2.300 oleicultores formarán parte de ella.

Integrarán el Consejo rector de OLEOVIDABOL: Jesús Julián Casanova, presidente; Julián Castro, vicepresidente; José Joaquín Moreno-Chocano, secretario; y los vocales Luis Millán, Francisco Florencio Alvarez, José Ruiz y Aniceto del Valle.

1 Comentario

  1. Al final she tienda a la concentración de los comercializadores para poder meterse en los grandes países de consumo. Por ejemplo, si no eres una amera fuerte, es muy difícil poder vender aceite de oliva en países como Estados Unidos y China. Por esa parte lo veopositivo, pero dependiendo d¡siempre de los grandes, a el agricultor cada vez se lo ponen más difícil y le explotan mas.

    En fin así funciona el mundo, al hombre siempre le gusta concentrar poder y dinero en pocas manos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here