National Geographic recomienda al Govern ampliar la protección de Cabrera

0
2

EFE.- La organización ecologista Oceana informa de la carta remitida a Buzá por el explorador residente de National Geographic Enric Sala en la que realiza esta propuesta, una iniciativa que viene defendiendo Oceana desde hace tiempo.

En concreto, la propuesta de Oceana supone multiplicar por 10 su superficie, desde 8.354 hectáreas a 78.716.

Salas ha publicado un estudio científico en National Geographic en el que cita ejemplos de reservas marinas españolas que han creado empleo y han generado recursos pesqueros.

El investigador visitó por última vez Cabrera en junio de 2010, a bordo del "Alcyone" de la Fundación Cousteau, en compañía del Príncipe Alberto II de Mónaco.

De esta expedición surgió el documental "Los secretos del Mediterráneo", proyectado en más de cien países.

Sala defiende la ampliación porque está demostrado científicamente que la potencialidad de una reserva marina está en función de su extensión, y el actual parque nacional está rodeado de hábitats de "extraordinaria importancia que merecen ser protegidos".

El investigador demuestra los beneficios económicos que generan las reservas marinas en un artículo recién publicado en la prestigiosa revista científica Plos One.

En él cita el ejemplo de Columbretes, donde las langostas que emigran fuera de la reserva marina permiten aumentar las capturas en un 10 % cada año.

Otro caso es la reserva integral de las Illes Medes, que con solo 94 hectáreas proporciona 200 puestos de trabajo directos e ingresos anuales de 10 millones de euros, 20 veces más que el coste de gestionar la reserva.

Además de apoyar su extensión, Sala insta a Bauzá a devolver al parque los medios con los que contaba en 2011: "Desde National Geographic le animamos a que, a la mayor brevedad posible, sean restituidos al Parque Nacional de Cabrera los presupuestos necesarios para recuperar la capacidad de gestión, vigilancia e investigación que requiere su catalogación como Parque Nacional, la mayor figura de protección en la legislación española", señala en su carta.

En opinión de Sala, es de "conocimiento generalizado" en la comunidad científica internacional que la situación de Cabrera está "deteriorándose de forma progresiva".

La drástica reducción de los presupuestos de gestión del parque, la reducción de su personal de vigilancia e investigación y la carencia de medios para llevar a cabo el control de la pesca furtiva han hecho que se estén perdiendo muy rápidamente los avances que se habían conseguido tras décadas de esfuerzo".