Navarra cree que “antes de ir a los tribunales por el Ebro, hay que hablar”

0
5

   Sin embargo, él ha apostado por hablar antes y por eso, ha explicado que se han puesto en contacto con los municipios afectados para que les informen sobre lo que creen que se puede mejorar. "Es muy importante escuchar a la gente que vive allá, que conoce el río y que conoce lo que está pasando", ha incidido.

    Y a partir de ahí, ha agregado, trasladar una propuesta conjunta a la Confederación "con la idea de intentar paliar en la medida de lo posible los daños en riadas como éstas", aunque siendo también "muy conscientes" de que a veces " va a ser inevitable que el agua termine inundando determinadas zonas".

    Al respecto, ha defendido la búsqueda de "una postura razonable para que se quede todo el mundo tranquilo" y ha señalado que finalmente, en caso de desacuerdo, "cada uno es muy libre, efectivamente, de adoptar las decisiones que estime oportunas" para solucionar el problema.

    Tras reconocer que en la zona afectada "hay un sentimiento de que se podía hacer más", ha defendido la gestión de la Confederación en estas últimas inundaciones en las que, ha dicho, sin los embalses de Itoiz y Yesa, los daños podrían haber sido un 35 por ciento mayores. "Y eso es responsabilidad de la CHE, que es quien controla y termina laminando las avenidas", ha dicho.

    Ha valorado por tanto la gestión del control hidráulico y de la regularización "para evitar que en lugar de estar hablando de 3 o 4.000 hectáreas inundadas pudiéramos estar hablando de 8.000 o de 10.000". "Desde ese punto de vista se ha controlado bien y se ha trabajado bien", ha insistido.

    El consejero ha resaltado también que desde la CHE estuvieron "en permanente contacto" tanto con los municipios afectados como con el Gobierno de Navarra, y ha mostrado su impresión de que, en este sentido, "la gestión ha sido adecuada porque ha evitado que pudiera haber daños mayores". Frente a ello, ha reconocido que la limpieza de los ríos "seguro que se puede mejorar".

    En relación con los daños ocasionados, el consejero ha anunciado que "hay que esperar" unos días para conocerlos ya que hay zonas que todavía están anegadas.