Navarra pide que el nuevo marco de Desarrollo Rural recoja las competencias forales

0
14

     En este sentido, se indica que el Marco nacional de Desarrollo Rural es la norma común que armoniza los diferentes programas de Desarrollo Rural que se van a aprobar en España para el periodos 2014-2020, esto es, el Plan de Desarrollo Rural nacional (PDR) nacional y el de cada una de las 17 comunidades autónomas.

Mantener el marco autonómico al elaborar los programas


    El consejero ha trasladado a la ministra que el Marco nacional no debe limitar el grado de autonomía en la elaboración de los programas autonómicos de Desarrollo Rural, que en el caso de Navarra es máximo, y ha indicado que tampoco puede ir más allá del establecimiento de elementos comunes que supongan un aumento de los requisitos legales que impone el correspondiente reglamento de Desarrollo Rural.

      En relación con este mismo asunto, el consejero le ha trasladado su satisfacción porque se haya definido un mecanismo automático de transferencia de fondos para evitar la pérdida de fondos FEADER a nivel nacional en caso de incumplimiento de la regla n+3 por alguno de los programas de las diferentes comunidades autónomas, como había sido propuesto y demandado por Navarra en reiteradas ocasiones.

     Por otro lado, en la reunión también se ha tratado sobre el desarrollo del PDR nacional, del que la ministra ha avanzado que habrá prioridad para tres líneas concretas: integración cooperativa, favorecer la dimensión de la industria alimentaria y la innovación.

     Además, se incluirán medidas complementarias como la conservación de recursos genéticos forestales, prevención de incendios forestales, restauración de daños producidos por grandes incendios forestales, infraestructuras de interés general para transformaciones en regadío y modernización de infraestructuras supra autonómicas e infraestructuras rurales que se declaren de interés general y caminos naturales de carácter supra autonómico.

Esfuerzo conjunto con la reforma de la PAC


     En relación con la reforma de la PAC, Esparza ha reconocido a García Tejerina el esfuerzo que hace el Ministerio para conciliar los diferentes intereses que existen en este ámbito.

     En opinión de consejero, el cambio más importante que incorpora la reforma es el principio de que las ayudas se dirijan a los agricultores activos que lleven a una actividad agraria efectiva, por lo que ha pedido que sea todo lo exigente que permita la normativa comunitaria, al igual que a la hora de que las ayudas se destinen a superficies productivas.

     En cuanto a las ayudas acopladas al vacuno de leche, vacuno de carne y ovino, ha trasladado el planteamiento de Navarra de incluir un complemento para las explotaciones en zonas desfavorecidas y de montaña, así como para las explotaciones que participen en programas de mejora genética, y ha abogado porque no se establezca un número máximo de animales con derecho a ayuda por explotación y, de hacerse, que se tenga en cuenta la situación particular de las explotaciones asociativas.

     En el ámbito de las medidas de mercado, y de acuerdo con la apuesta de Navarra de priorizar a los profesionales del sector, el consejero ha transmitido que comparte el criterio del Ministerio para que, en el caso de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH), solo reciban ayudas aquellas cuyos socios sean realmente agricultores.

     De cara a los nuevos requisitos para el reconocimiento de estas organizaciones, le ha solicitado que se establezca un tratamiento específico y diferenciado para las cooperativas, de modo que no se vean perjudicadas.