New Holland volvió a estar presente en Fercam en el año que la feria se hizo nacional

0
35

       Para esta región que es Castilla la Mancha, primer productor mundial de vino, la marca mostró desde los T4F, tractores especiales para el cultivo de viña en espaldera, con una anchura de 1,45m; pasando por los TD5, el tractor de simple tracción de New Holland, descendiente directo de la afamada Serie 66, que tantas satisfacciones ha dado en el cultivo de viña en vaso y llegando a la presentación en España del Nuevo T4 con el eje SuperSteer, un tractor con plataforma plana, gran distancia entre ejes y un radio de giro de 76 grados, que hará las delicias de los viticultores en espaldera, por su capacidad de tracción y giro y por poder llevar su ancho total hasta unos exiguos 174 cm.

     En la meseta castellano-manchega no solo se vive de la viticultura, por lo cual la marca mostró a todos los agricultores cerealistas los tractores más grandes y potentes que la marca fabrica, mostrando el todopoderoso T8 y una gran muestra de la Serie T7, con todas las transmisiones que la marca pone a disposición de los clientes, desde la Range Command una 18×6 SemipowerShift, pasando por la Power Command, una 18×6 una transmisión Full Powershift y llegando a la transmisión más avanzada de New Holland, la afamada y premiada transmisión CVT AutoCommand, pareja perfecta para las labores de empacado con la empacadora gigante de la marca la BigBaler, proporcionando un control total de las operaciones de empacado, con la comodidad y eficiencia de la transmisión más avanzada del mercado.

     Otro de los grandes cultivos de los que Castilla La Mancha puede estar orgulloso es el olivar, que proporciona el tan acertadamente denominado “oro líquido”, para lo que la marca mostraba sus Series T5 y T6, tractores perfectos para las operaciones con vibrador y tiro que demanda este cultivo, ofreciendo las transmisiones que más se adaptan a cada tipo de labor, así como el sistema hidráulico más potente, de unos impresionantes 178l/min

     Para las operaciones de cosecha, los asistentes pudieron ver y tocar la Serie CR, cosechadora de rotores de la marca, pudiendo solucionar sus dudas sobre todo el segmento de cosechadoras con el responsable técnico de la marca, allí presente durante toda la Feria.

     Siendo las fechas que son, el interés por las vendimiadoras de la marca era notable, más siendo la previsión de la campaña de uva en la región muy prometedora, en el stand todos los agricultores pudieron conocer de primera mano las bondades de las mejores y más vendidas vendimiadoras del mercado español, comenzando por la novedad de este año, la Braud VL5000 Plus, opción preferencial de pequeñas bodegas, hasta los titanes de la recolección la Braud 9000L, para los grandes contratistas en viñedo y la reina de la recolección mecanizada del olivar, la Braud 9090X.

     Como ya es costumbre en esta Feria, New Holland quiere acercarse siempre a los clientes y conocer sus necesidades y preferencias, para lo cual se realizaron los sorteos de 4 estancias de fin de semana y 10 bidones de lubricante, para intentar dar una alegría a 4 afortunados y una pequeña ayuda en el mantenimiento de su maquinaria a otros 10 visitantes.

       La Feria, en palabras de los cuatro concesionarios presentes, fue un éxito en cuanto a visitantes y ventas, haciendo patente el optimismo que reina en la agricultura en el último año, animando a la marca a hacer la 55º Edición de FERCAM aún más exitosa si cabe.