¿Por qué no sube el precio de la avellana?

0
1527

Sisco Esquerda Tamarit / Responsable de Frutos Secos de JARC-COAG

sisco esquerda frutos ecos jarc.coagEl pasado viernes 21 de octubre, varios compañeros de JARC-COAG participamos en una reunión bilateral en Reus entre la Unión Europea y Turquía sobre la situación del mercado de la avellana. Después de escuchar a miembros de las delegaciones turca, italiana, francesa y otros operadores del mercado, existe una pregunta clara: si este año la cosecha mundial será un 20% más baja que el 2015 y las existencias de enlace de campaña han sido normales, ¿por qué el precio que recibe el agricultor es más bajo que ahora hace un año?

En Cataluña, las previsiones de cosecha del Departamento de Agricultura hablan de una producción parecida a la anterior, alrededor de las 11.000 toneladas con cáscara, pero parece que una vez la avellana esté cosechada habrá menos que el año pasado.

En Turquía, el principal productor mundial, la cosecha de 2014 fue de 450.000 toneladas con cáscara, la del 2015 de 646.000 y la del 2016 se estima en 468.000. Unos cuatro millones de personas dependen, directamente o indirectamente, de la producción de avellana en Turquía.

En el ámbito de precios, en la Llotja de Reus, la avellana negrita cotiza a unos 2,50 – 2,75 euros por kilo con cáscara según el rendimiento en grano. Estos precios son un 10% inferiores a los valores por estas fechas de los años 2014 y 2015. También ha sido reiteradamente cuestionado si las cotizaciones de nuestra Lonja se ajustan a la realidad del mercado.

En Turquía, la categoría común se paga al productor alrededor de 3,3 euros kilo de cáscara, mientras el año pasado por estas fechas se pagaba a 3,90 euros. Además, esta campaña 2016/17, los precios empezaron más altos, pero han bajado un 30% en un mes.

Los productores turcos no se explican como con cerca de un 30% menos de cosecha haya menos precio que el año pasado. Han creado una “plataforma de solidaridad por la avellana” y utilizan las redes sociales para llegar hasta el gobierno. Denuncian que se ha falseado el libre mercado y que hay un monopolio dominado por el grupo Ferrero, al que le apoyan dos o tres grandes operadores más. Han pedido la destitución del responsable de las lonjas de precios de productos agrícolas de su país y han llegado a los partidos políticos para que tomen medidas urgentes.

Hay que recordar que el grupo italiano Ferrero es el primer comprador de avellanas del mundo y que adquirió el 2014 el grupo Oltan, que era la principal empresa compradora de avellanas en Turquía.

Nos encontramos muchas veces con otros sectores en los que la ley de libre mercado y el equilibrio entre la oferta y la demanda no funciona correctamente. Por ejemplo, con el aceite de oliva, el hecho que determinadas marcas de la distribución representen un 70% del consumo distorsiona el equilibrio de la cadena alimentaria porque los agentes con un peso tan importante acaban generando una posición de dominio.

Según nos informaron representantes de la delegación turca en la reunión bilateral, están obligados a tomar medidas urgentes. Está claro que medidas tomarán y habrá que seguir de cerca cómo pueden afectar a los precios y a nuestros productores. Quizás estas acciones de presión de los productores turcos hacia su gobierno acabarán de rebote con una mejora de la situación de nuestros agricultores. Desgraciadamente, en Cataluña aún no se nos considera tan importantes para poder reaccionar y hacer frente a unos mercados que siguen ejerciendo una posición de monopolio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here