26 de Octubre de 2014

Actualidad / Autonomías

La nueva PAC cambiará los contratos de más de la mitad de las fincas agrícolas

Labradores y propietarios revisan el régimen de explotaciones por los requisitos de la UE

29/01/2014


La nueva PAC cambiará los contratos de más de la mitad de las fincas agrícolas

La aplicación de la nueva PAC conllevará el cambio en los contratos que actualmente se suscriben o se mantienen verbalmente en una gran parte de las explotaciones agrarias. El objetivo, adaptarlos a los nuevos requisitos que establece el cambio en la normativa europea, para seguir recibiendo las ayudas. Así lo reconocen en el sector, aunque evitan citar el término “picaresca” como calificativo para que todo continúe igual. El propósito de la nueva PAC, que empezará a aplicarse en el año 2015 es discriminar entre aquellos profesionales que se dedican fundamentalmente a la producción de alimentos, y los propietarios de fincas que perciben ayudas por el simple hecho de ser dueños, o bien por haber adquirido unos derechos en el pasado.

    Por este motivo se creó la figura del agricultor activo, que pone como requisito que al menos el 20 por ciento de la renta de esa persona proceda de la comercialización de sus productos. Ni la Junta de Castilla y León, ni el Ministerio ha dado cifras concretas de cuántos casos puede haber en tal sentido en cada provincia. Lo cierto es que en Segovia existen casi 10.000 perceptores de ayudas de la PAC, pero sólo una tercera parte de ellos figuran como verdaderos profesionales teniendo en cuenta que cotizan como tales a la Seguridad Social, según informa Florentino Descalzo en www.eladelantado.com.

    El Ministerio de Agricultura ha cifrado en más de 13.000 los agricultores de Castilla y León que no podrían justificar ese 20 por ciento de renta procedente de la producción de alimentos, cifra que se eleva a más de 7'0.000 en toda España. Extrapolando esos datos, en Segovia estarían en ese caso más de un millar de perceptores. En caso de que certifiquen que una quinta parte de su renta viene del campo, podrán cobrar la ayuda. Ese requisito no se aplicará para los que perciben menos de 1.250 euros de ayuda al año. Pero todo esto se podrá regularizar en los próximos meses.

    Por ello desde la Consejería de Agricultura no quieren hablar de cifras concretas sobre las personas a las que les afectaría su aplicación de esta medida.

Las organizaciones profesionales agrarias (OPAS) han coincidido en considerar bajo ese porcentaje del 20 por ciento que define quién es ‘agricultor activo’ y quién no lo es.

Las ayudas acopladas a la ganadería extensiva preocupan

   

    Por otro lado, la nueva PAC está orientada a aportar las ayudas en función de la superficie, lo que se denominan ‘ayudas acopladas’. Este aspecto ponía en peligro el dinero que recibían algunos ganaderos, especialmente dedicados a la cría intensiva. Segovia es líder en producción de vacuno de cebo, cuya principal actividad se hace en naves sin una base de tierra.

    El acuerdo al que se llegó entre Ministerio de Agricultura y comunidades autónomas exige por primera vez un mínimo de carga ganadera para tener ayudas de la PAC. En Segovia, durante los últimos años se han venido realizando inspecciones y ligando la existencia de explotaciones ganaderas con una base territorial, de modo que también se ha regulado este aspecto.

    La propia consejera de Agricultura de Castilla y León, Silvia Clemente, se ha mostrado satisfecha por haber podido salvar la situación de numerosos ganaderos a través de las ayudas acopladas. Según sus datos, gracias a este concepto, la región seguirá recibiendo más de 500 millones de euros cada año.

Pero teniendo en cuenta los cambios en términos generales, la consejera de Agricultura de Castilla y León, Silvia Clemente, ha hecho una valoración “positiva” en el sentido de que en un marco de crisis económica, “hemos mantenido para 2014-2020, el mismo nivel de ayudas que ha tenido el sector primario hasta ahora”.

Clemente sostiene que ha sido muy difícil en el contexto europeo de negociación de las perspectivas financieras, mantener el presupuesto en el epígrafe PAC.

     “En un entorno de incertidumbre, ya que las negociaciones comenzaron en 2010, en pleno desarrollo de la situación de crisis, mi valoración para una Comunidad en la que el sector primario es tan destacado, es muy positiva y de extraordinaria satisfacción, por no haber perdido ni un euro de lo que en este momento percibía el sector”, asegura.

Repsol 2014 con redireccion para clics

Contacte con nosotros

Logotipo Pie Agroinformacion

© 2014 Agroinformación | Aviso legal | Politica de privacidad | Marketing y publicidad: 99centavos.es | Contacto