Nuevas granizadas y la sequía se sobreponen en los cultivos y en la petición de ayudas

0
7

      Así, el sindicato agrario Unió de Pagesos (UP) pide a la Generalitat una valoración rápida de los daños del granizo que castigó ayer las comarcas del Camp de Tarragona y de Barcelona para poder cobrar la indemnización, informa UP.

Hasta el 100% de pérdidas en algunas zonas catalanas por el granizo


     UP calcula que en algunos municipios el granizo afectó entre el 40 y el 100% de los cultivos, sobre todo de cereales, vid, colza, olivo y frutos secos y por ello pide una valoración rápida al departamento de Agricultura.

     Las zonas más castigas son las comarcas de Anoia, Bages, Berguedà y Osona (Barcelona); las del Baix Camp, Alt Camp y Priorat en el Camp de Tarragona y algunos municipios de Girona.

     En La Pobla de Claramunt, Vilanova del Camí, Òdena, Castellolí e Igualada (Barcelona), las afectaciones en algunas parcelas llegaron al 100%, sobre todo en colza, aunque también hay daños en cereales.

Los municipios tarraconenses de Marçà, Porrera, El Morell, Vilallonga del Camp, La Secuita, Els Pallaresos, Perafort; Vallmoll, el Rourell, la Masó, el Milà y Els Garidells concentran daños en vid, olivo, frutos secos y huerta de entre el 40 y el 100 %.

En zonas del Camp del Turia ya dan por perdida la cosecha de sandía, melón y tomate


     de igual forma, Uuna repentina e intensa tormenta de granizo descargó sobre diversos términos municipales del Camp del Turia y provocó daños de distinta consideración en una superficie de cultivo superior a las 1.000 hectáreas, según las primeras estimaciones de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA). Tanto los cultivos de regadío (cítricos y hortalizas) como de secano (olivos y almendros), predominantes en la comarca afectada, han sufrido los severos efectos de la granizada.

     De acuerdo con las informaciones disponibles hasta el momento, la franja triangular existente entre las carreteras de Llíria-Casinos y Llíria-Alcublas constituye la zona donde las consecuencias de la piedra se han dejado sentir de manera más acusada. En parcelas de cítricos y caqui los perjuicios superan con creces el 50% de la producción, lo que compromete la rentabilidad de la próxima campaña y viene a complicar aún más una temporada golpeada por los estragos de la sequía y las elevadas temperaturas. Incluso en el caso de determinadas explotaciones de hortalizas como sandía, melón y tomate, se da ya por perdida toda la cosecha.

     Los propietarios de algunas de los huertos dañados coinciden en señalar que el temporal irrumpió con precipitaciones de hasta 25 litros por metro cuadrado caídas en apenas un cuarto de hora y acompañadas por piedra que llegó a dejar el terreno blanco como una nevada. En numerosas partidas de los términos de Llíria, Domeño y Casinos los agricultores han estado visitando sus explotaciones con el objeto de evaluar las posibles pérdidas y presentar los primeros partes de daños a las entidades aseguradoras.

     De todos modos, AVA-ASAJA considera todavía prematuro realizar una estimación más concreta sobre los efectos de la tormenta.

COAG quiere ayudas por la sequía en Castilla y León


      Finalmente, por el momento, la ALIANZA UPA-COAG solicita al Ministerio de Agricultura que no deje fuera a Castilla y León dentro de las medidas que adoptara dentro del denominado Plan de choque contra la sequía que tiene previsto poner en marcha.

    Constatadas las graves pérdidas que sufrirá el cereal esta campaña según las estimaciones de la propia Junta de Castilla y León, y que desde la ALIANZA UPA-COAG cuantifican en 437 millones de euros, cree que "nuestra comunidad autónoma no puede quedar exenta de cuantas medidas se adopten por el Gobierno central para paliar los efectos de la sequía". 

     Por este motivo, la organización pide al Ministerio que actualice el listado de provincias y comunidades autónomas afectadas por la sequía que días atrás hizo público (algunas comunidades autónomas completas, como la valenciana y Murcia; las provincias de Almería, Granada, Teruel y Albacete y a ciertas comarcas de Jaén, Huesca, Zaragoza, Baleares o Ciudad Real), "y que lo reajuste a la realidad actual, puesto que Castilla y León también sufre de forma alarmante la sequía".

     En este sentido, LA ALIANZA UPA-COAG pide a la Consejería de Agricultura que reclame al Ministerio de Agricultura la inclusión de las zonas afectadas por la sequía en Castilla y León para que los agricultores y ganaderos afectados puedan acogerse a las medidas del Gobierno central.