El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha anunciado las nuevas indemnizaciones a la ganadería extensiva de la región ante los ataques de lobos y buitres y que se concretarán en ayudas de hasta 2.000 euros por animal de ganado vacuno y hasta 1.500 euros para cabras y ovejas, cantidad que variará en función de distintos baremos, según ha informado la Junta regional en una nota de prensa.

El anuncio lo ha hecho durante su reunión con las tres organizaciones profesionales agrarias más representativas de Castilla-La Mancha: ASAJA, UPA y COAG y Cooperativas Agro-Alimentarias, donde presentó las nuevas medidas de apoyo a los ganaderos de extensivo “que tienen un componente muy importante medioambiental”, y que este martes 18 de julio se han publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.

Se recuperan las indemnizaciones por ataque de buitre que habían sido eliminadas la pasada legislatura

Se trata de las nuevas bases reguladoras de las indemnizaciones para compensar a los ganaderos de extensivo por los ataques de lobos y buitres. Destacan el aumento de las cuantías en los ataques por lobo y la recuperación de las indemnizaciones por ataque de buitre, “que eliminó el Ejecutivo anterior”.

En los dos casos, las ayudas son de 2.000 euros por animal de ganado vacuno y 1.500 euros para cabras y ovejas. Ambas ayudas forman parte del Plan Estratégico de Ganadería Extensiva, que, según la propia Consejería, ha puesto a la región a la cabeza del apoyo al sector en todo el país.

Son dos líneas de ayuda que mejoran lo que había hasta ahora –básicamente porque no existía una ayuda específica para ataques por aves necrófagas- y porque se aumenta la prima de indemnización en caso de ataque de buitre.Asimismo, recoge las reclamaciones del sector ganadero de la región, que venía exigiendo una mejora de las indemnizaciones tras estos ataques de lobos y buitres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here