Nuevo ataque de lobos en Sayago (Zamora)

0
15

Upa y Coag .- La Alianza por la Unidad del Campo de UPA y COAG denuncian la desidia y la nefasta gestión que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León está evidenciando en el control de las especies silvestres, y en particular del lobo.

COAG y UPA exigen a la referida Consejería de orden inmediata a los equipos y agentes medioambientales para que erradique de forma inmediata a las manadas de lobos que están causando estragos en Sayago, al sur del Duero, donde supuestamente la Junta de Castilla y León dice tener solucionado el problema de los lobos. Estas manadas son especialmente peligrosas para la ganadería en este espacio, ya que no existe fauna de la que puedan alimentarse. SIGUE

No tiene explicación, como teniendo conocimiento de la existencia de ataques continuados en la ganadería, no se haya conseguido controlar de forma efectiva dichos ejemplares y manadas, y con ello sus ataques y daños. Solamente se encuentra justificación en el absoluto desinterés que desde la Administración Regional se muestra por esta problemática, en la que al parecer prevalecen las posiciones conservacionistas, de técnicos que muestran el mas absoluto desinterés, incluso rechazo por la actividad agraria y ganadera, porque entienden la misma pueda molestar a las especies y su asentamiento y proliferación. Y si la Administración no es capaz del control con sus propios medios, ésta debe autorizar dicho control a los responsables de los cotos de caza, incluso a los propios ganaderos, que saben como realizarlo.

La Alianza por la Unidad del Campo de COAG y UPA considera que la Consejería de Medio Ambiente y la Junta están abusando de la paciencia del sector ganadero, por otra parte inmerso en una profunda crisis, ya que parece dar preferencia a las especies silvestres frente a la actividad agrícola y ganadera que genera desarrollo económico y mantiene población en el Medio Rural, incluso dándole preferencia a la pervivencia de explotaciones ganaderas.

Tampoco nos vale la presunta solución que está barajando la Consejería, se limita a solicitar que al Sur del Duero se declare especie cinegética y nada más, con lo que la situación sigue siendo la misma. Los lobos van por donde quieren y matan lo que quieren, mas aún si encima obligan a los ganaderos a tener que atar los perros por la absurda ley de caza.