La agricultura de Madrid se enfrenta en las próximas horas a una situación que podría secar y destruir cientos de hectáreas de cultivos de regadío. La Confederación Hidrográfica del Tajo ha comunicado a los agricultores de municipios como Colmenar de Oreja, Villaconejos y Aranjuez -los que componen la comarca de Las Vegas- que el próximo sábado a las 00:00 horas cerrará los canales que les permiten regar.

Un riego que es imprescindible tras semanas de sequía, según explican desde UPA, y que fue autorizado por escrito por la propia Confederación Hidrográfica del Tajo. “Nos lo autorizaron, hicimos nuestras previsiones, sembramos y ahora nos dicen que nos quitan el agua de repente. Así, sin más”, han lamentado desde UPA Madrid.

El Gobierno regional calla, pese a que la medida afectará a numerosas hectáreas de su propiedad

UPA Madrid está tratando de frenar esta decisión para lo que ha pedido la implicación del Gobierno regional, que hasta el momento ha dado la callada por respuesta, a pesar de que la propia Comunidad de Madrid es propietaria de numerosas hectáreas de regadío de titularidad pública que también se ven perjudicadas por esta decisión de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

La necesidad de agua de los cultivos de la comarca de Las Vegas “es un tema muy delicado”, han recordado desde la organización agraria. Productos como los ajos, muy importantes en la zona, podrían perderse si se detiene el riego de forma drástica. Además, no se esperan precipitaciones en las próximas semanas que pudieran paliar esta situación, lo que abocaría a estos cultivos a una situación insostenible.

“A los agricultores se nos pide que nos adaptemos al cambio climático”, han criticado Jesús Anchuelo, secretario general de UPA Madrid, “pero las Administraciones y los organismos no se adaptan. Simplemente nos trasladan los efectos de decisiones muy dañinas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here