La Unión de Campesinos de Castilla y León de Zamora (UCCL) y la Plataforma Anti Hipotecas han recibido un pequeño balón de óxigeno en su lucha en defensa de la familia de Toro, de Mari y Ramón, después de quedar desierta la subasta de la granja y la casa impulsada por la Agencia Tributaria por una deuda anterior con la Administración.

Ambos colectivos han hecho públicas sus conclusiones después de quedar vacía la subasta de la semana pasada, lo que en su opinión “permite abrir negociaciones con la AEAT, según la promesa hecha por el Delegado de la Agencia Tributaria de Zamora”.

Asimismo, lamentan que mientras desde la Agencia Tributaria se muestran dispuestos a abrir estas negociaciones en serio se continúen sacando a licitación directa todos los meses los bienes embargados, ya que ven que con esta medida “estarán amenazados con la espada de Damocles de que alguien deposite el valor atribuido por la propia Agencia Tributaria”.

Por ello, insisten en que su objetivo es construir un marco de negociación teniendo en cuenta que ta familia no debe ser desahuciada y que puedan seguir dignamente viviendo de su granja.

Por estas razones continuarán manteniendo la concentración ciudadana diaria a las 20.00 en Santa Clara frente a Hacienda, como medio de acompañamiento y apoyo a la huelga de hambre que en estos momentos mantiene sólo Ramón, porque Mari Canto la ha dado por terminada debido a su débil estado de salud al haber sido operada hace poco de una hernia discal.

La Unión de Campesinos de Castilla y León de Zamora (UCCL) y la Plataforma Anti Hipotecas esperan que la reunión prevista con el delegado de la Agencia Tributaria acepte este marco de negociación y se abran expectativas que den solución al drama que está viviendo esta familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here