Obras en el Camino Natural Montfalcó (Huesca) al Congost de Mont-rebei (LLeida)

0
16

MARM.-El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a través de la Dirección General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, dentro del Programa Caminos Naturales, adjudica las obras del “Camino Natural desde Montfalcó (Huesca ) al Congost de Mont-rebei (LLeida)”, cuya inversión será de 773.052 euros.

El objetivo es dar a este Camino un uso senderista que vuelva a comunicar las orillas aragonesas y catalanas del río Noguera Ribagorzana en el Congost de Siegué, punto en el que la comunicación de ambas regiones y comunidades fue cortada por la construcción del embalse de Canelles. Serán utilizados pequeños tramos de antiguos caminos tradicionales completamente olvidados, abriendo en los puntos necesarios senderos peatonales de nueva traza.

Los trabajos que se desarrollarán en la parte catalana serán el desbroce de la traza existente, la apertura de una nueva senda y la consolidación de la misma, así como la instalación de barandado de madera y metálico, y la formación de 80 escalones de roca. Además se construirá un puente metálico colgante sobre el río Noguera Ribagorzana, que una las orillas de ambas comunidades. En la parte aragonesa, para acceder al puente metálico será necesaria la construcción de dos pasarelas peatonales.

En este caso, el Camino Natural desde Montfalcó al Congost de Mont-rebei, discurre por zonas rocosas en las que habitan aves rapaces, por lo que los trabajos se paralizarán para respetar los periodos de nidificación, respetando así los exigentes requisitos ambientales impuestos por las administraciones aragonesa y catalana.

Pese a ser un Camino Natural de pequeño recorrido, cobra especial significación tanto desde un punto de vista social como cultural, al recuperar la unión física de la población de las dos orillas que fueron siempre vecinas, como técnica por la especificidad constructiva del proyecto.

Desde el año 2009, un total de 25 Caminos Naturales situados en la zona Norte de España, han entrado en este programa de mantenimiento de los senderos y las vías verdes, que persigue conservar el uso turístico y deportivo de los mismos, peatonal, ciclista y no motorizado, facilitando a los usuarios la aproximación hacia los diferentes elementos de interés natural de la zona, tanto desde un punto de vista de educación ambiental, como de ocio y cultural.