Olam plantea convertir a Seda en su plataforma europea en el mercado de café

0
20

  En ese sentido, ha indicado que Olam está creciendo muy rápido y que se plantean nuevos proyectos en España y para la empresa Seda, aunque ha indicado que quizá la nueva dirección tenga que plantear un periodo de reestructuración para poner en marcha una unidad productiva que en estos momentos no funciona en la fábrica de Palencia.

   Sin embargo, ha asegurado que a medio o largo plazo el objetivo es el mantenimiento de los empleos, que en la actualidad son 314.

   La consejera de Agricultura, Silvia Clemente, ha incidido en que la compra definitiva no se llevará a cabo hasta el próximo viernes y ha detallado que el grupo asiático garantiza el futuro de Seda Solubles y el salvamento del empleo.

   Clemente ha valorado que Olam se caracterice por "conseguir que se cuide toda la cadena de valor" en sus productos, algo que, a juicio de la titular de Agricultura, supone "una garantía de valor añadido".

   La consejera se ha mostrado confiada en que las expectativas de futuro del grupo asiático se cumplan, en que "todo pueda ir mejor" para conseguir a largo plazo el crecimiento del empleo en la fábrica palentina.

   Clemente ha recordado que Seda Solubles entró en concurso de acreedores en 2011 y que fruto de las dificultades económicas e incluso de materias primas, la Junta de Castilla y León impulsó un fondo de liquidez de nueve millones de euros.

   De esa cantidad 4,5 millones los aportó la Consejería de Agricultura en forma de ayuda de salvamento, que prevé la Unión Europea y el resto entidades financieras.

   La empresa palentina consiguió seguir funcionando y se abrió un proceso de presentación de solicitudes de compra, donde la mejor oferta fue la del grupo Olam.

   El pasado mes de noviembre, una vez cerrado el proceso de presentación de solicitudes, la Administración concursal aprobaba la venta de Seda a la multinacional Olam por 38,1 millones de euros, con los que se harán cargo también de la ayuda aportada por la Junta de Castilla y León.

   El grupo asiático cuanta con 17.000 empleados en 65 países y su negocio se basa en cuatro ejes como son las materias primas agrícolas, alimentos envasados, fertilizantes y servicios financieros a materias primas, según fuentes de la Consejería de Agricultura.