Once detenidos por robos en explotaciones de Albacete y en otras tres provincias

0
11

    Los datos obtenidos en las numerosas inspecciones oculares realizadas por la Guardia Civil en los lugares donde se habían producidos los robos, unidos al análisis de toda la información obtenida y al estudio de los vehículos sustraídos y utilizados para cometer los robos, permitieron dirigir las investigaciones a las personas ahora detenidas, que formaban parte de una organización criminal con una importante actividad delictiva.

     El subdelegado del Gobierno en Albacete ha explicado que esta organización criminal estaba perfectamente estructurada, teniendo cada uno de sus miembros unas funciones claramente delimitadas en las que se habían especializado.

     Así, ha explicado, un primer escalón se dedicaba a cometer materialmente los robos, mientras que un segundo almacenaba los efectos sustraídos.

     El tercer y último escalón distribuía el material robado a otros distribuidores de su entorno o lo transportaba directamente a Marruecos, donde el precio de venta es más elevado que en España.

     Los autores de estos hechos localizaban casetas y pequeños almacenes ubicados en explotaciones aisladas y, tras forzar sus puertas o ventanas, sustraían grupos electrógenos, bombas de agua, generadores eléctricos, gasoil y herramientas necesarias para llevar a cabo la actividad productiva.

     Los miembros de esta organización criminal sustraían furgonetas de gran capacidad de carga en las provincias de Albacete, Murcia y Alicante para cometer estos robos y después transportar en ellas los efectos sustraídos.

     En sus desplazamientos utilizaban siempre vehículos lanzadera para detectar la presencia de controles de la Guardia Civil y alertar al vehículo que transportaba los efectos robados.

Operación de controles de la Guardia Civil


     La Guardia Civil llevó a cabo numerosos dispositivos de vigilancia para detener a los integrantes de esta organización criminal, en alguno de los cuales fueron interceptados vehículos que transportaban generadores eléctricos, grupos electrógenos y otro material diverso que iba a ser embarcado en los puertos de Almería y Algeciras con destino al país vecino.

     En la fase final de la operación se realizaron tres registros en dos localidades de las provincias de Murcia y Alicante, en los que se recuperaron diversos efectos procedentes de los robos investigados y de otros aún no determinados por la Guardia Civil, así como material para cometerlos.

     El valor de mercado del material recuperado supera los 100.000 euros, si bien el perjuicio total causado en las explotaciones agrícolas afectadas supera ampliamente esta cantidad debido a la pérdida de cosechas y al coste de reposición y reinstalación del material dañado y sustraído.

     Los detenidos son A.H., de 54 años; M.M. de 43 años; A.Z., S.H. e I.J., de 41; R.H., de 38 años; L.D. y A.M., de 37 años; H.R. de 33; A.G., de 32, y T.M., de 29 años, todos ellos de nacionalidad marroquí y afincados en localidades de las provincias de Alicante y Murcia.

     Las diligencias policiales fueron entregadas, junto con los detenidos, en el Juzgado de Instrucción número 1 de Hellín (Albacete), en funciones de guardia.

     La Guardia Civil ha devuelto gran parte de los efectos recuperados a las víctimas de estos hechos, aunque aún hay otros que no han podido ser restituidos a sus dueños por no haber sido éstos identificados.

     Estos efectos estarán expuestos en las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete, ubicadas en la Avenida Ramón y Cajal de dicha capital, todos los días en horario de 09:00 a 14:00 horas, donde podrán ser recuperados por las personas que presenten documentos, fotografías u otros medios de prueba que acrediten su propiedad.