Teniendo en cuenta la primera estimación de aforo de producción de cítricos elaborado por la Consejería de Agricultura, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Andalucía considera que las previsiones auguran datos positivos para la presente campaña 2018/19.

Para el sector, en general este año se ha caracterizado por la ausencia de incidencias climatológicas extremas y un buen estado fitosanitario, con niveles bajos de plagas en general. Con estas condiciones, este primer avance de aforo estima una producción de 2.212.000 toneladas de cítricos en Andalucía, lo que supone un 2,5% más que la pasada campaña y un 10% más que las cifras medias de las últimas cuatro campañas. A nivel nacional, los datos pronostican una producción nacional de 7.298.000 toneladas, con un aumento del 14´2% respecto a la campaña anterior.

Se confía en mantener la tendencia al alza de los precios así como las exportaciones

En lo que a precios en origen se refiere, al margen de estimaciones de aforo, los cítricos en Andalucía han experimentado un aumento progresivo en los últimos tiempos. Si bien es cierto que la pasada campaña se produjo un descenso en todos los productos, especialmente en la mandarina, desde UPA confían en que en la presente campaña los precios continúen por encima de la media de los años más recientes.

El pasado año, el valor total de la producción de cítricos fue de 790 millones de euros. Según la tendencia, para esta campaña se esperan cifras superiores. Este sector demanda mucha mano de obra, estimándose que se generarán 7,6 millones de jornales para las labores de producción (4,9 M) y, el resto, en las centrales hortofrutícolas. Por tanto, UPA Andalucía defiende que “el sector de los cítricos tiene una gran importancia en nuestra región, ya que genera empleo y riqueza en su entorno, y está experimentando en los últimos años un ascenso progresivo en el volumen de negocio total”, explican desde la organización.

Las exportaciones andaluzas de cítricos tampoco son nada desdeñables, con una tendencia que se mantiene en ascenso. La campaña 2017/18 enviamos al extranjero el 16% de la producción, con un volumen superior a las 350.000 toneladas y un valor de casi 300 millones de euros. Nuestras naranjas y limones van, sobre todo, a países comunitarios y a Canadá, siendo Alemania y Francia los destinos que más volumen reciben.

ASIGNATURAS PENDIENTES DEL SECTOR CÍTRICO ANDALUZ

Pero, aunque a grandes rasgos el sector atraviese un momento favorable, desde UPA, apuntan que quedan muchas mejoras por hacer y medidas por aplicar. Así, una de las grandes asignaturas pendientes es lograr una mayor concentración de la oferta, con el objetivo de que los productores puedan tener mayor peso en la cadena agroalimentaria y estar en posición de fijar unos precios justos y estables en origen, donde más debilidad y desigualdad suele haber.

Otro asunto que afecta a nuestro sector son las importaciones que llegan de terceros países como Sudáfrica o Marruecos. Estas naciones tienen acuerdos bilaterales con la Unión Europea, que no les exige cumplir los mismos requisitos sanitarios y de seguridad alimentaria que a los países comunitarios. Además, el valor social que genera el sector de los cítricos en estos países importadores es menor, pues la mano de obra es más barata y no tiene nuestras garantías y derechos laborales. Por tanto, desde UPA Andalucía, “reclamamos a las autoridades europeas mayor control y exigencias hacia estos países externos y sus producciones, de forma que no dejen en clara situación de desventaja a las producciones comunitarias, yendo en detrimento del sector cítrico nacional”.

Es necesario que el sector siga ofreciendo calidad, y trabajando por obtener mayores niveles de excelencia en su producción. Las naranjas, que son la variedad más producida, se concentran en nuestro país en periodos muy concretos del año, pero la tendencia de consumo es la de querer disponer de producto a lo largo de todo el año. Por tanto, se hace esencial una reconversión del sector, de manera que se investiguen y desarrollen otras variedades cítricas y se salve el problema estacional. También es importante para el sector incentivar la mecanización en la recolección.

Finalmente, el sector necesita inversión en investigación, desarrollo e innovación para avanzar y ser más competitivo; también debe incentivar el consumo nacional y en otros países a través de campañas de promoción. De todas estas cuestiones, se puede ocupar Intercitrus, la interprofesional española de los cítricos, que ha retomado recientemente su actividad después de años paralizada. Pero, para ello, es necesario un empuje y voto de confianza, por parte de todo el sector.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here