Osborne mantiene su cifra de negocio en 2010

0
38

Osborne .- Osborne acaba de celebrar su Junta General de Accionistas en la que se han aprobado las cuentas de 2010. La compañía ha cerrado este ejercicio con unas ventas netas de 248 millones de euros, manteniendo así su cifra de negocio del 2009, y un EBITDA de 35 millones de euros en línea con el de años anteriores.

La aportación de cada Unidad de Negocio a la contribución del Grupo ha sido la siguientes:

Unidad de Bebidas y Vinos: 64%
Unidad de Ibéricos: 26%
Unidad de Aguas y Zumos: 10%

Tras la Junta General de Accionistas, Tomás Osborne, presidente de Osborne, manifestó: “Estamos muy satisfechos con los resultados del 2010. Más allá de las cifras que muestran la fortaleza de nuestro negocio y la recurrencia de nuestros ingresos y beneficios en tiempos de crisis, lo más destacable son las distintas iniciativas en marcha que nos permiten vislumbrar el futuro con mayor optimismo”.

Principales hitos del ejercicio 2010

En el período del ejercicio (1 de febrero de 2010 – 31 de enero del 2011) los hechos más destacados de la compañía fueron los siguientes:

Reestructuración a largo plazo de la deuda bancaria del grupo. Actualmente el 100% del endeudamiento bancario del Grupo Osborne es deuda bancaria a largo plazo, permitiendo afrontar la gestión de los próximos años con máxima tranquilidad y garantías.
Impulso a la internacionalización de Osborne. El refuerzo del equipo directivo, las apuestas por la marca 5J y por las principales marcas de vino y bebidas espirituosas, la revisión de las estrategias de distribución y la entrada en nuevos países han permitido incrementar el peso del negocio de exportación de Osborne en 2010. La contribución aportada por el negocio internacional al Grupo Osborne ha crecido un 15% en el último ejercicio.
Impulso a la marca 5J. Durante el 2010 se han realizado aperturas de nuevos restaurantes 5J en ubicaciones emblemáticas, se han abierto tiendas 5J en colaboración con El Corte Inglés, se han desarrollado nuevas presentaciones y formatos, y se ha renovado la imagen de marca, siempre sosteniendo un posicionamiento premium de precio, imagen y máxima calidad.
Incremento del negocio de marcas emergentes. La evolución de las marcas Ron Santa Teresa, Seagram’s Gin y la bebida energética Monster ha sido muy positiva, incrementando su contribución neta en un 30% respecto al año anterior.
Incremento del negocio de licencias del Toro de Osborne. La marca cerró el 2010 con 31 contratos de licencia, que aportan una contribución incremental a la compañía y permiten difundir la imagen de Osborne.

Año 2011

Las perspectivas para el ejercicio en curso son optimistas, dentro de un contexto de crisis económica y de descenso generalizado del consumo.

Los ejes de la actuación de Osborne en 2011, dentro del Plan Estratégico de la compañía, están siendo:

Venta de la marca Solán de Cabras. La venta de la Unidad de Negocio de Aguas y Zumos al Grupo Mahou San Miguel ya se ha cerrado con éxito al inicio del ejercicio 2011. Tras más de 10 años de gestión de la marca, en los que Osborne consolidó el posicionamiento premium de Solán de Cabras apoyado en una permanente innovación, se ha desinvertido con el fin de enfocar la gestión en los negocios principales de la compañía. Como consecuencia de esta operación la compañía ha reducido considerablemente su deuda corriente consiguiendo fortalecer su estructura financiera y situar a Osborne en una posición sólida para afrontar nuevos retos empresariales.

Propiedad de la familia Osborne sobre el 100% de las acciones. La familia Osborne ha adquirido a los antiguos dueños de Solan de Cabras el 15% de las acciones del Grupo Osborne de las que eran propietarios hasta el 2010. Con esta adquisición, la familia Osborne recupera la propiedad sobre el 100% del capital.

Fortalecimiento e internacionalización de las principales marcas. Osborne mantiene su estrategia de focalización en sus principales marcas, invirtiendo en su posicionamiento premium y en su desarrollo internacional.