Otorgan 2,1 millones a proyectos hortofruticultura subtropical y mediterránea

0
17

EFE.- El organismo, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Málaga (UMA), ha explicado hoy en un comunicado que los proyectos se enmarcan dentro del programa “Retos de la Sociedad”, del Plan Estatal de I+D+I.

La Mayora ha conseguido un éxito del cien por ciento en esta convocatoria, muy por encima del 60 % de media habitual para este tipo de iniciativas en España, al habérsele concedido todas las investigaciones solicitadas, que han sido evaluadas, además, como categoría A, la máxima que otorga la Secretaría de Estado.

La temática de los proyectos comprende la optimización de la producción de frutales subtropicales, el estudio de virus que afectan a la producción de tomate, el control biológico de enfermedades producidas por hongos, el control del oídio -un tipo de hongo- en cucurbitáceas y el estudio de genes reguladores de la maduración de la fresa.

Los proyectos concedidos tienen una duración de tres años y en la financiación se incluye la concesión de un becario para la realización de una tesis doctoral en cada una de las investigaciones.

El programa “Retos de la Sociedad” tiene, entre otros objetivos, promover una estrecha relación entre la investigación científica y técnica, el desarrollo de nuevas tecnologías y la aplicación empresarial de nuevas ideas y técnicas, y a medio y largo plazo, contribuir a su traslación en productos y servicios.

La estación experimental La Mayora fue creada en mayo de 1961 en el marco de un programa de cooperación hispanoalemán, con la finalidad de buscar y adaptar a esta zona cultivos de alto valor añadido que pudiesen destinarse en su mayor parte a la exportación, como ha sido el caso del aguacate o el mango.

Por las características climáticas de la zona costera en la que se ubica se ha especializado en investigaciones sobre los cultivos hortícolas intensivos bajo plástico y el cultivo de especies frutales subtropicales, a las que dedica su más de medio centenar de hectáreas.

La estación la conforman una residencia, un edificio central con cinco laboratorios de investigación, 16.460 metros cuadrados de invernaderos estándar, 3.000 de invernaderos tecnificados, así como varios insectarios.