El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha adelantado una inversión superior a los 100 millones de euros que, durante la próxima legislatura, se destinará a nuevos regadíos y a la mejora de las infraestructuras y explotaciones regables de la comunidad autónoma.

Así lo ha adelantado este miércoles 28 desde Hellín (Albacete) tras la presentación de los decretos por los que se declara de interés regional la zona de regadío de las pedanías hellineras de Agramón y Cancarix; un acto que se ha celebrado en el salón de plenos del Ayuntamiento de Hellín y en el que el presidente del Ejecutivo autonómico ha estado acompañado por el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo; el presidente de la Sociedad Agrícola de Transformación (SAT) del Mayorazgo de Agramón, José Manzaredo; el presidente de la SAT del Sur de Hellín y Cancarix, Ignacio Valcárcel; y el alcalde de la localidad, Ramón García.

El presidente regional ha asegurado que, desde Castila-La Mancha “sabemos que el valor añadido de cada gota de agua que somos capaces de utilizar es diez veces más importante que aquella que se nos escapa” y por ello se ha comprometido a “dejarnos la piel” para que en la región “haya todos los regadíos que queremos”.

En esta línea, García-Page ha lamentado las dificultades que la región encuentra a la hora de poner en marcha zonas regables, “miles” que han estado paralizadas durante años por el Gobierno de España, mientras que en las regiones de Levante llevan décadas haciendo “negocio” y desarrollando “miles y miles de hectáreas de regadío ilegales”.

Apoyo a los agricultores de Hellín con una nueva Declaración de Interés Regional para el regadío

Asimismo, Emiliano García-Page, ha presentado oficialmente los dos nuevos decretos de Interés Regional para las zonas regables de las pedanías hellineras de Agramón y Cancarix que supone el reparto “justo” de 2,09 hectómetros cúbicos de agua. Un “ejemplo” de acuerdo por el que presidente ha felicitado a los máximos representantes de las sociedades agrarias de la zona, junto al consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo; el alcalde de Hellín, Ramón García; el presidente de los regantes de Cancarix, Ignacio Valcárcel y el presidente de los regantes de Agramón, José Manzanedo, en el Salón de Plenos del Consistorio hellinero.

En marzo, el Gobierno regional publicó en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), la nueva Declaración de Interés Regional de la superficie de regadío en Agramón y Cancarix, en Hellín, que beneficia a 373 regantes propietarios de 1.165 hectáreas, un compromiso del presidente Emiliano García-Page para resolver la situación injusta creada con los regadíos de esta zona, donde se beneficiaba solo a unos pocos.

En concreto, en junio de 2015, el anterior Ejecutivo aprobó, estando en funciones, la Declaración de Interés Regional para transformación en regadío de 862 hectáreas en la zona de Cancarix, pertenecientes a 21 socios, mientras a los agricultores con cultivos sociales en la zona se les dejaba sin una gota de agua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here