Panrico y sindicatos pactan otro preacuerdo más flexible con 745 despidos máximos

0
5

   Ha subrayado que las indemnizaciones alcanzarán los 25 días de salario por año de servicio con un máximo de 14 mensualidades.

    Unas indemnizaciones que, debido a la "grave situación financiera de la compañía", podrán ser abonadas en un plazo máximo de 18 meses a contar desde la fecha de efectividad de los despidos.

La empresa garantiza las indemnizaciones y mantiene una bajada media del 18%


    Panrico ha precisado que la empresa dispondrá las garantías suficientes que se asegure el percibo de dichas indemnizaciones.

    Para el resto de trabajadores afectos al convenio se aplicará una reducción salarial media de hasta un máximo del 18% para los salarios correspondientes a los meses de octubre, noviembre y diciembre de este año.

    Esta reducción será de un máximo del 15% para los años 2014, 2015 y 2016, ejercicios en los que se podrá revisar semestralmente el porcentaje a la vista de la evolución de la compañía de forma que si no se cumplen los objetivos de ebitda fijados, la reducción salarial para el siguiente semestre será del 18%, manteniéndose en caso contrario en el 15%. Para los trabajadores con salario pactado, la rebaja salarial media será de un 27%.

    Las partes se comprometen a que deberán desarrollar las medidas sociales de acompañamiento que permitan reducir el impacto del despido, entre las que se incluirán: recolocación interna y externa, movilidad geográfica y funcional y bolsa de trabajo, entre otras.

    Así como la creación de una comisión de seguimiento para evaluar la situación de la compañía periódicamente y velar por el correcto cumplimiento del acuerdo.

    Este acuerdo deberá ser ahora ratificado por cada una de las asambleas de trabajadores de cada planta de Panrico.

FIGAT- UGT denuncia agresiones a representantes

    Por otro lado, la tensión que se vive en Panrico no se circunscribe únicamente entre la empesa y los trabajadores, sino entre la propia plantilla. Así, FIAG-UGT , ha denunciado que a la vista de los graves sucesos y acontecimientos que, desde el inicio del periodo de consultas del ERE de Panrico, vienen sucediéndose en Cataluña, "en virtud de los cuales determinados trabajadores han sufrido daños en su esfera personal, familiar y patrimonial, siendo objeto de intolerables coacciones y amenazas, y con especial atención a los recientes actos sufridos por el miembro de la Comisión Representativa, el pasado día 20, (en la primera semana del periodo, le rajaron las cuatro ruedas de su coche, en la segunda se lo incendiaron y en la madrugada del día 20, una pintada en su portal", la Comisión Ejecutiva Federal del sindicato recalca su más absoluta condena, repulsa y rechazo a los los actos que ciertos trabajadores vienen sufriendo en su esfera personal y patrimonial, y que han motivado más de 30 denuncias".

    Asimismo, en un comunicado, se destaca que que, en la medida en que dichos actos y conductas "son claramente atentatorios de derechos fundamentales, y constituyen graves actos susceptibles de ser perseguidos ante el orden jurisdiccional penal, FITAG-UGT expresa su total apoyo a las personas afectadas y ofrecen su total colaboración para que los responsables de dichos actos sean debidamente condenados".

    De igual forma el sindicato considera que "sin perjuicio de que la evidente finalidad de dichos actos es obstaculizar el buen devenir de las negociaciones del periodo de consultas, e impedir la consecución de un Acuerdo que ponga fin al procedimiento de despido colectivo en el que actualmente se encuentra inmersa Panrico, y que este minimice los efectos perniciosos de los representantes de la empresa, y a pesar de que las negociaciones se encuentran en un momento muy delicado, es voluntad de los representantes de UGT, seguir negociando de buena fe con vistas a la consecución de un Acuerdo".

    Por último, esta Federación manifiesta su voluntad de que se inicien las acciones legales que correspondan contra los presuntamente responsables de tan intolerables conductas y anuncian que "pondremos en manos de nuestros servicios jurídicos el asunto, para que estudien todas las formas posibles de resarcir a nuestro compañero Leonardo y demás afectados de la barbarie de la que han sido objeto".