Para la OMC, los distintos tipos de IVA en los estados dificulta el comercio con la UE

0
9

   "La complejidad del sistema tributario, con inclusión de la recaudación y el pago, por ejemplo en el caso del IVA, puede dar lugar a costos de cumplimiento adicionales para los operadores económicos, y la aplicación de tipos del IVA reducidos en el caso de algunos productos se traduce en importantes transferencias de ingresos de sectores de bienes que no son normalmente objeto de comercio", advierte la OMC.

    Ante esta situación, el organismo que rige el comercio mundial da una sugerencia: "Si se suprimieran todos los tipos reducidos, el tipo normal de IVA podría descender, en teoría, en algunos Estados miembros hasta el 7,5% sin repercusión alguna en los ingresos globales".

    El texto reconoce que la UE sigue siendo el mayor bloque comercial del mundo y que sus importaciones y exportaciones siguieron aumentando en 2011-2012, "aunque su proporción en el comercio mundial está descendiendo debido al crecimiento más rápido registrado en otros países".

    El informe tiene en cuenta que la Unión Europea haya evitado aplicar políticas proteccionistas a pesar de la crisis que sufre desde hace un lustro y lo tilda de "señal positiva".

    Sin embargo, critica que una de las causas de la crisis fuera "la falta de reformas fiscales apropiadas en un contexto de fácil acceso al crédito y bajo costo de los préstamos, lo que dio lugar a niveles insostenibles de deuda privada y/o pública y a la exposición de algunos bancos a esas deudas".

    Con respecto a las medidas sanitarias y fitosanitarias, el informe reconoce que están armonizadas a nivel de la UE, así como lo está la legislación sobre los requisitos técnicos.

Diferencias entre los Estados y obstáculos a la libre circulación de mercancía


    Dicho esto, el texto critica que "en algunas esferas sigue habiendo importantes diferencias entre los Estados Miembros, y los obstáculos técnicos a la libre circulación de mercancías siguen estando muy extendidos".

    El informe alaba la creación de una patente europea con efecto unitario, que permitirá a futuros titulares de derechos solicitar la concesión de un título de patente que otorgue protección uniforme y sea automáticamente válido en los 25 Estados miembros participantes.

    También se reconoce el paso dado hacia "un régimen más coherente" en la esfera de las indicaciones geográficas, al establecer un marco unificado para promover los productos agrícolas y los productos alimenticios de calidad mediante denominaciones de origen e indicaciones geográficas.

    "Dicho esto -advierte el informe- sigue siendo objeto de examen el establecimiento de un marco legislativo equivalente para la protección de indicaciones geográficas relativas a productos no agrícolas".

    Finalmente, el texto se refiere a la sobrepesca y lamenta que "siga constituyendo un grave problema para la UE, ya que las capturas permisibles totales han excedido por lo regular los límites sostenibles".

    A pesar de lo indicado, el informe reconoce que, últimamente, se está prestando más atención a la planificación a largo plazo, y que este año se realizará una reforma de la política pesquera común.