Para Tejerina, si el pantano Yesa hubiera estado recrecido habría absorbido parte de la crecida

0
18

      García Tejerina ha subrayado el papel de los pantanos del Ebro, Yesa e Itoiz para reducir en 800 metros cúbicos por segundo el caudal del Ebro, por lo que "imaginémonos -ha dicho- qué hubiera sucedido si no hubiéramos dispuesto de estas infraestructuras".

     No se ha pronunciado sobre el plan medioambiental del Ebro aprobado por consenso en 2005 con medidas para paliar las afecciones de las riadas y que se encuentra sin ejecutar, sin embargo, sí ha aludido a la paralización del recrecimiento de Yesa y de los embalses de Biscarrués-Almudévar.

     "Aragón ha visto paralizados Yesa y Biscarrués. Si no hubiera sucedido hubiéramos dispuesto de más capacidad de regulación", ha señalado la ministra, quien ha destacado el esfuerzo del Gobierno del PP para afrontar las infraestructuras necesarias.

      En este sentido, ha informado de que el cumplimiento del Pacto del Agua en Aragón se encuentra al 80% de ejecución con más de 205 millones de euros invertidos por parte de la Dirección General del Agua del Ministerio de Medio Ambiente en infraestructuras.

     Según la ministra, a pesar de la situación de crisis, en estos tres años el Gobierno tiene aprobadas, licitadas o en ejecución inversiones por más de 850 millones de euros que servirán, ha apuntado, para que estas afecciones "no se vuelvan a producir o con menor impacto en ciudades y pueblos".

Rechaza que haya habido "imprevisión"


     Ha asegurado que entiende el "sufrimiento e impotencia" de los vecinos cuando ven llegar el agua a las puertas de su casas, pero ha rechazado las críticas de improvisación porque la avenida es fruto de la "imprevisión" de la naturaleza y porque "nadie podía pensar" en un proceso de deshielo que "normalmente se produce en abril o mayo" o en un periodo tan continuado de lluvias, ya que en 40 días, ha informado, se ha registrado el mismo volumen de precipitaciones de todo el periodo invernal.

     Preguntada por el "comportamiento extraño" que ha tenido el Ebro al llegar a Zaragoza, García Tejerina ha explicado que habrá que analizar por qué en este tramo se ha comportado con esta virulencia y las primeras hipótesis que barajan los técnicos, aunque "con salvaguardas", es que podría deberse a las infraestructuras construidas con motivo de la Exposición Internacional de 2008 en el meandro de Ranillas.