Coincidencias de la vida, todo el proceso soberanista en Cataluña a favor de la independencia ha acabado coincidiendo con el pago de la PAC, con el agravante de que las tensiones entre el Gobierno central y la Generalitat ha acabado provocando, entre otras cuestiones, que se haya decidido intervenir todas las cuentas catalanas y que sea a partir de ahora el Ministerio de Montoro el que deba abonar desde las nóminas hasta los pagos a proveedores sin pasar por la Generalitat.

Pero para tranquilidad de los agricultores y ganaderos catalanes, esta semana desde el Mapama se ha asegurado a agroinformacion.com que “el Ministerio de Agricultura dispone a día de hoy de datos oficiales de los perceptores de la PAC de Cataluña, que podrían completarse en los próximos días para que el pago del adelanto se realizase en la fecha prevista”.

La gran duda que se plantea ahora no si cobrarán o no esta PAC, sino qué pasará en el futuro

La noticia ha representado todo un alivio para el sector, pero ha dejado otra cuestión en el aire. ¿Qué pasaría si se declara la independencia en Cataluña antes del día 16? ¿Se mantendrían los pagos?. Desde del sector catalán, según ha consultado agoroinformacion.com, se da por hecho que “este dinero es de los agricultores y ganaderos y lo deben cobrar”, pero no ocultan que la deriva en las relaciones entre Gobierno central y catalán no sólo no aclaran qué puede pasar, sino que están enturbiando todo el proceso de pago de ayudas de la PAC.

Si algo coinciden las organizaciones agrarias catalanas es en que “no se puede especular” sobre lo que va a pasar. Se declare o no la independencia unilateralmente, nadie sabe la validez o legalidad de esa medida y sus consecuencias. Por eso, todos coinciden en que “los pagos se deben hacer el día 16”, aunque también hay quien reconoce que una vez hechos no se descartan problemas a corto plazo, ya que “el Ministerio puede tener los datos de los perceptores pero no ha hecho ningún control, porque esa labor es del Departamento de Agricultura de la Generalitat, lo que podría provocar que se abonara ahora un dinero en base a lo pagado otros años y que luego empezaran las sanciones por las presuntas irregularidades en las declaraciones”.

Otra cuestión muy diferente es lo que pueda pasar en el futuro si a medio plazo, bien por la vía legal, bien por la de la confrontación, se declarase la independencia. ¿Estaría Cataluña dentro de Europa y por tanto sus agricultores mantendrían las ayudas de la PAC? ¿Las perderían y debería ser la propia Generalitat catalana quien asumiría este pago?.

Y sobre el futuro hay más dudas y diferencias que sobre el presente inmediato. Nadie quiere posicionarse claramente, en gran medida porque todas las organizaciones agrarias tienen actualmente vinculaciones con las OPAs españolas y son conscientes de que no pueden tomar un posicionamiento unilateral sobre un problema que afectaría no solo a Cataluña, sino a toda España.

Por eso, nadie quiere hablar oficialmente, aunque sí se está notando que a medida que se suceden los incidentes en Cataluña, con las protestas en la calle de esta semana, las posturas han ido cambiando. Así, poco a poco, se ha pasado del “vamos a ver qué pasa” y del criticar a “unos y otros” sobre esta situación a respaldar una convocatoria para hacer una tractorada “en defensa de la democracia y la libertad”.

Las OPAS no quieren posicionarse oficialmente sobre una futura independencia, pero ya barajan ese escenario

Sin embargo, en privado sí dejan entrever algunas posibilidades de futuro, que pasan por “los agricultores y ganaderos catalanes seguirán siendo españoles de nacimiento y, por lo tanto, europeos por lo que no pueden perder sus derechos y tendrán derecho a percibir la PAC”, a posturas más pragmáticas y soberanistas como “se podrían perder esas ayudas pero también convertir a Cataluña como socio preferente de la UE, como pasa ahora con Marruecos, Turquía y otros países, y favorecer las relaciones comerciales, que posiblemente serían más beneficiosas para los catalanes que estando dentro de Europa”.

Y, por supuesto, nadie olvida lo que va a representar el Brexit y las futuras relaciones del Reino Unido con la UE. “Si ellos ha decidido irse, por qué no, nosotros. Pese al Brexit, el comercio con Gran Bretaña no se va a perder y lo mismo sucedería con Cataluña”.

Y a todo esto, qué dice el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente español. Su posicionamiento es claro: “El Ministerio, como el Gobierno en pleno, no considera viable una declaración unilateral de independencia de Cataluña, por lo que no especula sobre hipótesis inviables”.

Parece que habrá que esperar para saber qué puede pasar, a corto, medio y largo plazo. Y eso sin olvidar otra cuestión que se plantea con la boca pequeña: Si Cataluña se va, ¿el dinero de la PAC se reparte entre el resto de las CCAA o se lo va a quedar Europa?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here