Pastor reactiva la Mesa del Agua para mantener las demandas hídricas

0
9

EFE.- Administraciones, empresarios, regantes, agricultores y expertos se han citado hoy alrededor de la Comisión Provincial del Agua, un foro provincial en el que han expuesto posibles líneas de colaboración.

Según fuentes de la Diputación, Pastor ha reactivado este foro ante "la actual redacción de los planes de cuenca del Júcar y Segura por parte del Gobierno central".

Desde una postura de consenso y con el acuerdo de todas las partes, Pastor ha buscado el compromiso de todas ellas para seguir trabajando de manera coordinada en la mejora de infraestructuras.

El objetivo es lograr la máxima optimización de todos los recursos dentro de un contexto razonable y basado en el acuerdo de las partes.

Pastor ha agradecido, especialmente, a los representantes de las confederaciones del Júcar -su presidenta, María Ángeles Ureña- y del Segura – su secretario general, Jose María Bernabé- su presencia por cuanto significa para alcanzar ese gran Pacto Nacional del Agua, según un comunicado de la corporación provincial.

La Mesa del Agua esta presidida por Pastor y la vicepresidencia corre a cargo de la diputada provincial de Ciclo Hídrico, Mónica Lorente.

A la reunión han asistido también tres diputados provinciales del grupo popular y dos del grupo socialista, así como el director general de Agua, José Alberto Comos; los alcaldes de Elche, Villena y Torrevieja, Mercedes Alonso, Francisco Javier Esquembre y Eduardo Dolón, respectivamente, la concejala de Alicante Asunción Sánchez Zaplana y el edil de Benidorm Vicente Ivorra.

En representación de los regantes han estado Andrés Martínez, José Antonio Andújar y Eladio Aniorte. Por la Universidad de Alicante, Daniel Prats, y por la Miguel Hernández, Miguel Jordán.

Por parte empresarial han asistido una representante de la Cámara de Comercio de Alicante, Asunción Martínez, y otro de la patronal alicantina Coepa, Arturo Jiménez. También se ha contado con la presencia de los expertos y técnicos Ángel Urbina, Francisco Santiago, Joaquín Melgarejo y Antonio Medina.

Pastor ha realizado una propuesta inicial para elaborar unos estatutos y al tiempo dotar a la Mesa del Agua de herramientas operativas que permitan establecer prioridades a partir de las necesidades establecidas.

Ha ofrecido mantener las puertas abiertas para que el debate y todas las sensibilidades se escuchen dentro de un amplio diálogo.

La presidenta de la Diputación ha insistido en que la provincia sigue necesitando agua, a pesar de las medidas de ahorro adoptadas en los últimos 25 años con las nuevas infraestructuras hídricas.

Entre otros datos, Pastor ha especificado que la Diputación de Alicante ha invertido más de 220 millones y otros 36 Proaguas, junto a la Generalitat, en los diez últimos años sólo en mejoras para suministro y abastecimiento.

Pastor ha recibido de manera unánime el apoyo a la reactivación de este foro provincial y cada representante ha tenido ocasión de exponer posibles líneas de colaboración.

"Todos estamos de acuerdo en que la provincia debe mantener viva la demanda de agua. Hay que seguir depurando, reutilizando, poniendo en marcha desaladoras y modernizando los regadíos y la red para que no se pierda una sola gota", ha manifestado la presidenta de la Diputación en su intervención.

Además, ha expuesto que hay que continuar recordando en "el Ministerio que la provincia, después de todo estas acciones, sigue necesitando agua".

"Pedimos que en los planes de cuenca, y siguiendo las directivas de la Unión Europea, consideren a la provincia de Alicante deficitaria desde el punto de vista hídrico", ha dicho.

Pastor ha reconocido el cambio producido desde que se creó la Mesa del Agua en 1988. Sin embargo, falta a su modo de ver una solución definitiva que dé garantías de suministro.

La provincia depende aún de los excedentes de otros y el panorama no es optimista, a tenor de las últimas noticias procedentes de la cabecera del Tajo, según la presidenta de la Diputación.

En su opinión, la crisis y las dificultades económicas no pueden acallar a los alicantinos.

También ha reconocido que la Mesa sigue teniendo cuatro patas, el del Tajo-Segura, el Júcar-Vinalopó, el Ebro y la optimización de recursos.