Payuelos tiene más de mil hectáreas en poder de la Junta

0
13

La zona regable de Payuelos, que abarca 61.800 hectáreas en varios municipios del sureste de León y alguno de Valladolid, tiene más de 1.100 hectáreas de sobrantes de la concentración parcelaria que son propiedad de la Junta de Castilla y León. El proceso de concentración no está cerrado porque la Junta lleva una injustificada demora de 6 años en la resolución de los escasos recursos que se presentaron una vez hecha la entrega provisional de las parcelas el 1 de octubre de 2005, por lo que los 11.500 propietarios, que recibieron 18.700 parcelas agrícolas, no han recibido la toma de posesión definitiva y por tanto no tienen los títulos de propiedad. ASAJA ha venido demandando reiteradamente la entrega de los títulos de propiedad con su inscripción registral, ya que la situación actual dificulta el cambio de propietarios –compraventa, donaciones, herencias- y sobre todo impide hipotecar la propiedad para conseguir financiación e inscribir las naves agroganaderas construidas sobre ellas.

ASAJA le pide a la Junta que inicie en esta zona de concentración la ejecución de su compromiso electoral de poner las tierras sobrantes a disposición de los jóvenes agricultores y que acuerde con las organizaciones profesionales agrarias las condiciones en las que se podrá acceder a la propiedad de las mismas – coste de las tierras, forma de pago y financiación, ayudas, puntuación o prioridades para acceder a las mismas,…- Otras zonas agrícolas en las que hay una superficie de terreno importante en situación similar son el Páramo Bajo y la zona regable de la Margen Izquierda del Porma.

ASAJA no ha recibido con gran entusiasmo la medida del programa agrario del PP de crear un “banco de tierras” para poner a disposición de los jóvenes, por entender que tiene poco recorrido. No obstante, ASAJA apoya con carácter general cualquier iniciativa que trate de allanar el camino a los jóvenes que se incorporan al campo, pues sin un apoyo decidido de las administraciones, es muy difícil acometer las importantes inversiones que se necesitan para el alquiler o compra de tierras, la compra de ganado, adquisición de maquinaria e inmuebles agroganaderos, así como, si es el caso, acceder a cupos o derechos de producción. Una vez hecho el anuncio de la creación de un banco de tierras, en la presentación de su programa agrario en las Cortes, la obligación de la consejera de Agricultura, Silvia Clemente, es ponerlo en marcha cuanto antes y que la medida resulte lo más eficaz posible. ASAJA espera que a lo largo de la legislatura se pongan en marcha otras medidas dirigidas a los jóvenes que se incorporan al campo y que en la nueva PAC se contemplen actuaciones específicas destinadas a ellos.