La alianza UPA-COAG ha solicitado a la Junta de Castilla y León que agilice al máximo los pagos pendientes de la Política Agrícola Común (PAC) de 2017, necesarios por un año “extremadamente” difícil por el tiempo con pérdidas del treinta por ciento, aunque reconocen que, según la normativa comunitaria, el abono pendiente puede realizarse hasta el 30 de junio.

La asociación ha indicado en un comunicado que falta por abonar en pagos pendientes el saldo del cinco por ciento por las ayudas desacopladas, que ronda los 37 millones de euros en la Comunidad castellanoleonesa, y corresponden al régimen de pago básico, el pago verde y la ayuda complementaria a jóvenes.

Las CC AA pueden comenzar a comunicar individualmente a los beneficiarios la asignación de derechos de la Reserva Nacional

También ha señalado que las ayudas acopladas al ganado ovino-caprino pueden comenzar a entregarse desde febrero según la normativa, y el diez por ciento del resto de ayudas acopladas: oleaginosas, proteaginosas, remolacha azucarera, legumbres de calidad, vacuno de leche y vaca nodriza.

El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) comunicó oficialmente la asignación de derechos de la Reserva Nacional de Pago Básico paras las solicitudes realizadas en la campaña PAC 2017, por lo que las comunidades autónomas pueden comenzar a comunicar individualmente a los beneficiarios esa asignación, según ha indicado la agrupación agraria.

Cabe destacar que el FEGA ya ha señalado oficialmente que con esta asignación prevista no se van a superar los límites nacionales establecidos para las ayudas directas fijadas en la normativa comunitaria.

En concreto, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) ha repartido 9.989.461,08 euros de la “reserva nacional” de las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) correspondientes a 2017, que se destinarán a 2.455 beneficiarios, la mayoría jóvenes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here