Piden al Ministerio que lleve la gestión de las presas a la Confederación del Guadalquivir

0
4

      Sin embargo, según señala la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía en una nota, el Ministerio de Agricultura que se comprometió con Feragua en febrero pasado a asignar la explotación de estos embalses a la alternativa economía más favorable, en mayo decidió, incumpliendo su compromiso con Feragua, dejar la explotación de ambas presas en manos de la sociedad estatal Acuaes.

No se puede "perjudicar" a la competitividad del regadío

    Para Feragua," no tiene sentido alguno mantener los altos costes de una empresa estatal ineficiente, perjudicando significativamente la competitividad del regadío y poniendo en peligro la propia viabilidad económica de las explotaciones, que están sufriendo además unas insoportables tarifas eléctricas y unos precios bajos de los productos agrarios".

     “En tiempos de adelgazamiento de la administración, no tiene ningún sentido lo que pasa con la Breña II y Arenoso, que están gestionadas por una sociedad estatal que solo intermedia y sólo subcontrata los trabajos que podría hacer la Confederación con recursos propios ya existentes”, ha señalado el secretario general de Feragua, Pedro Parias, que ha recordado que “por 16 presas del sistema de regulación general, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir traslada unos costes de explotación de 4,3 millones, mientras que por solo dos presas, la sociedad pública Acuaes traslada 1.3 millones, casi el doble de costes por presa: de 270.000 a 650.000 euros”.

Se volverá a estudiar el hacer un plante fiscal contra estos cánones

     Feragua volverá a valorar en su próxima Junta de Gobierno la posibilidad de promover un plante fiscal contra el canon de la Breña II y Arenoso. “Estamos dispuestos a pagar, pero un precio justo, no un precio abusivo sin ninguna justificación”, ha concluido.

     Por último, Feragua instó a los representantes de la CHG para que recuperen de manera urgente la Energía Eléctrica de Reserva, que actualmente está pendiente de negociaciones con la empresa Endesa Generación, que impiden la aplicación de dicha Energía preferente y más barata, a los suministros eléctricos de la propia CHG, de la que se beneficiaban muchas usuarios de regadío de la cuenca del Guadalquivir.

      La recuperación de esa Energía Eléctrica de Reserva aliviaría considerablemente la insostenible situación de los regantes ante el elevado gasto de la factura eléctrica.