Piden al ministro Soria que haga caso de la postura de Cañete sobre la tarifa a los regantes

0
14

    La organización agraria recuerda que con la última subida de las tarifas eléctricas para el regadío "los ánimos del sector se han ido crispando, ya que los agricultores han visto cómo sus costes de energía se han incrementado un 475% desde junio de 2008 cuando desaparecieron las tarifas especiales para riego". Desde ASAJA ya se ha solicitado tanto el Ministro Cañete como al Secretario de Estado de Energía una modificación de la situación actual, para que se reconozcan las peculiaridades del sector agrario y conseguir que las tarifas se adapten al consumo real y a la potencia real utilizada.

    “Tenemos que resolver una situación que castiga duramente a un sector estratégico, que se encarga de la producción de alimentos y que genera empleo y riqueza”, señala Francisco Vargas, Presidente Provincial de ASAJA, “es necesario conseguir que Industria aborde esta cuestión y que entre todos planteemos soluciones a las tarifas para riego, necesitamos que se vuelvan a poner en marcha unas tarifas especiales, acordes a la situación real, al consumo real”.

    Además, manifiesta Vargas que “al igual que existe un IVA reducido para otros sectores estratégicos debe haberlo para la energía eléctrica para riego, no el 21% actual”.

    La insostenible situación del coste energético es el motivo de la movilización de los regantes del próximo 26 de febrero, en las que también participa esta organización agraria y que estos días se está presentando en toda Andalucía, tal y como se hizo ayer en Almería donde se mantuvieron reuniones en la Delegación de Agricultura de la Junta de Andalucía y en la Diputación Provincial.

     Con el lema: “EL REGADÍO AGONIZA, NO AL TARIFAZO ELÉCTRICO”. Nueve organizaciones agrarias y del regadío de Andalucía se movilizarán ante la Delegación del Gobierno en Sevilla. Se trata concretamente de las organizaciones regionales de regantes Feragua y Areda, las provinciales Coreca (Cádiz), Corehu (Huelva) y Feral (Almería) y las organizaciones agrarias Asaja, Coag y Upa, y Grupo Remolachero.