Piden al Seprona garantizar que la carne de mascota no llegue a la cadena alimentaria

0
3

    La investigación acabó relacionando este enterramiento con otras actuaciones como el almacenamiento, transporte o eliminación de mascotas, animales abandonados, restos de mataderos, centros de equitación y otros que, también pueden ser objeto de ilegalidad o irregularidad, y cuyo destino final parece ser la "transformación posterior en grasas y harinas destinadas a la cadena alimentaria".

    De la investigación se concluye que "existen personas que actuando en connivencia realizan la retirada de subproductos y derivados en diferentes centros productores, establecimientos de recogida de animales abandonados -perreras-, clínicas veterinarias. Establecimientos de práctica de equitación, centros para el fomento y cuidado de animales de compañía, mataderos, etc".

Preocupación por un retorno a la cadena alimentaria


    Se desprende, continúa, "que si no todo, al menos una parte de estos subproductos" se les esté dando un destino diferente al establecido por la normativa vigente, "con el consiguiente riesgo para la salud pública y el medio ambiente, ya que preocupa que directa o indirectamente se pudiera producir un retorno a la cadena alimentaria".

    Los subproductos a que hace referencia el atestado son cadáveres de animales de todo tipo, especialmente mascotas domésticas.

    La normativa europea en materia de legislación regula todos los aspectos relacionados con la cadena alimentaria: cómo sacrificar el ganado para consumo, qué partes eliminar y de qué manera para evitar la trasmisión de encefalopatías espongiformes, en qué condiciones se tienen que transportar los restos, etc.

    Dado que la investigación ha motivado la correspondiente denuncia judicial, el Bloque Nacionalista Galego entiende que el Gobierno conoce la información y cree necesario ahondar en detalles sobre un tema que "debería obligar" al Ejecutivo a una actuación urgente.

Investigar la trazabailidad


    De manera reiterada, el Seprona ha avisado del riesgo inminente y grave para la salud de estos hechos, añade la proposición no de ley.

     "Sin embargo, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, no ha intervenido porque considera que el destino de estos productos es la elaboración de piensos".

    Por todo ello, el BNG insta al Congreso a que el Seprona realice, a través de la Agencia de Seguridad Alimentaria u otros organismos, las investigaciones precisas para conocer la trazabilidad de los productos objeto de la investigación para garantizar que no lleguen a la cadena alimentaria.

(Foto: Archivo)