La Unión de Campesinos de Castilla y León ha comenzado una ronda de reuniones con todos los grupos parlamentarios de las Cortes para entregar las propuestas de la organización relativas a la puesta en marcha de medidas para el sector agroganadero, que permitan paliar los efectos negativos de las condiciones climáticas acaecidas durante el año 2017 y que evite el deterioro de las explotaciones, así como para solicitar la introducción de cambios en las campañas de saneamiento ganadero frente a la tuberculosis bovina que palie los inconvenientes en cuanto a inmovilización se refiere.

Las primeras reuniones se han mantenido a lo largo de la mañana de este jueves 2, trasladando la problemática de los profesionales agrarios de Castilla y León a Juan Luis Cepa del Grupo Parlamentario Socialista, a Natalia del Barrio del Grupo Parlamentario de Podemos y a José Sarrión de Izquierda Unida  (Grupo Parlamentario mixto).

En las tres reuniones se ha trasladado la dramática situación en la que se ha visto asumida el sector agrario de Castilla y León durante la campaña agrícola 2016/2017, con una clara disminución de la rentabilidad de las explotaciones agroganaderas, y el calamitoso inicio de la campaña de este año ante la falta de lluvias que permita realizar la sementera. De igual modo, los ganaderos en extensivo han visto incrementados sustancialmente los costes de producción, ante la falta de pastos naturales, soporte principal para la alimentación de sus animales.

Piden menos restricciones de movimiento ganaderos y que se permita la venta de terneros de explotaciones positivas a la tuberculina para matadero

Se insta al establecimiento de una medida excepcional que incluya una ayuda para compensar, al menos parcialmente, los daños causados por la ausencia de precipitaciones en las explotaciones agrarias de Castilla y León, en función de las unidades productivas de superficie o ganado de cada explotación.

De la misma manera se ha aprovechado para trasladar la indefensión a la que se enfrenta el sector ganadero ante las estrictas campañas de saneamiento ganadero contra la tuberculosis bovina. Por eso, desde la Unión de Campesinos ha pedido la introducción de cambios que permitan a los ganaderos menos restricciones de movimiento ganaderos y se permita la venta de terneros de explotaciones positivas a la tuberculina a cebaderos cuyo único destino sea matadero.

Según apunta esta organización agraria, el reglamento creado para facilitar el intercambio comunitario, deja abierto a interpretaciones en función del país o región, por lo que animales negativos en un determinado lugar, en otro se consideran positivos, circunstancias que llevan a pensar que las campañas de saneamiento se trata de un mero conflicto de intereses.

La Unión de Campesinos de Castilla y León se mantiene satisfecha ante la aceptación por los tres grupos parlamentarios a las propuestas de la organización, y espera que en breve se empiecen a notar los primeros cambios en beneficio de todos los profesionales agrarios de esta comunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here