La organización APAG Extremadura Asaja ha pedido a la Junta de Extremadura que se realice el pago de la totalidad de las ayudas al cultivo del arroz, aunque, por las circunstancias actuales de sequía, no se pueda sembrar el total de la superficie.

Así lo ha manifestado el presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, en rueda de prensa en la que ha analizado la situación actual de este cultivo y ha explicado que para el arroz existen las ayudas asociadas a nivel nacional y la ayuda agroambiental, que se reciben en función del número de hectáreas sembradas.

Sin embargo, los embalses están a un 40 por ciento de su capacidad y con el agua que se va a poner a disposición de los agricultores no se va a poder cubrir “en su totalidad” el riego de todas las parcelas, ha asegurado.

EXTREMADURA REPRESENTA más del 22 por ciento de la producción nacional DE ARROZ

Ante esta situación, los agricultores van a proponer una siembra de menos superficie, para tener la capacidad de sacar el cultivo adelante con el agua asignada.

Por ello, la organización ha insistido a la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio a que, ante las “actuales circunstancias excepcionales”, se mantenga toda la ayuda, aunque “no se pueda sembrar la totalidad de la superficie”.

Del mismo modo, ha pedido que ésta traslade la situación al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) para que la reducción de los pagos asociados “no afecte a la superficie de arroz que no se pueda cultivar”.

Extremadura tiene una producción de arroz muy fuerte, puesto que, con 23.600 hectáreas de este cultivo, es más del 22 por ciento de la producción nacional y la producción de arroz en la región mueve más de 70 millones de euros.

El agricultor extremeño recibe cada año entre 110 y 112 euros por hectárea de arroz en concepto de ayudas asociadas y, en el caso de la ayuda agroambiental, la cifra se sitúa en 250 euros por hectárea.

Por otro lado, en relación a la próxima reforma de la Política Agraria Común (PAC), que se está negociando en Bruselas, ha pedido que se mantenga el actual estado presupuestario y ha aseverado que su organización no va a aceptar “ningún tipo de recorte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here