La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha analizado  la última actualización de los datos publicados por la Comisión de la UE sobre indicadores de contexto de la PAC 2014-2020 y extrae como conclusión que las políticas adoptadas no han hecho lo suficiente para superar la distancia entre la zona rural y la urbana.

Según este informe, el sector primario se movería en niveles económicos por persona de un 34 % de la media europea y las regiones rurales en un 66 % de las cifras de las urbanas.

La organización explica que que el valor agregado bruto (VAB valor de la producción menos valor de los costes de producción) generado en 2016 por los sectores primarios de la UE (entre los que agricultura en España representa cerca del 80 %) es de 19.300 euros por persona; situándose en un 34 % de la media europea y muy alejado de los 67.500 €/persona del sector secundario y de los 57.300 del terciario, según se desprende del estudio.

la Comisión evidencia el nivel de vida más bajo en el sector primario

Igualmente, el mismo revela que en el caso de España la tendencia es similar, aunque la diferencia es mucho menos acusada, con una media de 53.452 €/persona para todos los sectores que sería un 30 % mayor que los 39.912 €/persona del sector primario.

Con respecto a los datos comparativos entre regiones rurales y urbanas, el informe contempla los relativos a 2014: En la UE el VAB por persona en las regiones urbanas se situaba en 63.730 €/persona de media, mientras que en las rurales era de 42.259 €/persona, es decir, un 34 % menor. Para España las regiones rurales estarían en cifras de 48.905 €/persona, frente a los 53.420 de las urbanas.

Unión de Uniones destaca cómo en las conclusiones la Comisión evidencia el nivel de vida más bajo en el sector primario y las áreas rurales y que este hecho actúa como estímulo para la migración rural – urbana.

La organización critica piensa que, de dar por buenos estos datos, los poderes públicos de “la Unión Europea no han hecho suficiente para superar la discriminación económica del medio agrario y rural frente al resto de sectores económicos y del mundo urbano, que se une a otras muchas brechas detectadas en cuanto a infraestructuras y servicios básicos.”

Por otro lado, considera que a esta situación está contribuyendo también la actual PAC, que en su política comercial y de mercados sacrifica al sector primario para obtener ventajas en otros capítulos y cuyos beneficios, en mejores cifras de exportación agroalimentaria, no se trasladan a los agricultores y ganaderos por la falta de regulación de los mercados y el deficiente funcionamiento de la cadena alimentaria.

“Todo esto explicaría los datos desfavorables del sector primario ya que lo coloca en una posición, particularmente a la agricultura y la ganadería, en la que ni puede decidir los precios en origen de sus producciones, ni tampoco los precios que paga por sus inputs.” – señalan desde Unión de Uniones – ” Además, las deficiencias de la cadena alimentaria hacen que el valor que debería quedarse en el sector primario se traslade, sobre todo en productos que no necesitan transformación, a los sectores secundario y terciario aumentando así las diferencias. ” – añaden.

Unión de Uniones insta a las autoridades nacionales y comunitarias que no ignoren esta realidad que sus propios informes evidencian, y que corrijan sus orientaciones tanto en la política de mercados, para asegurar la sostenibilidad económica, ambiental y social de las explotaciones agrarias europeas, como en las acciones de desarrollo rural, para superar las brechas de todo tipo que hoy separan a los municipios rurales de los urbanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here