Piden riego extraordinario para el arroz y el olivar de Jaén y del Guadajoz

0
6

    Feragua considera en consecuencia que se dan las condiciones necesarias no sólo para una dotación plena en todas las zonas regables de los diferentes sistemas de explotación de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir, sino también para la autorización de estos riegos extraordinarios.

Una buena experiencia anterior con el arroz

     Por ello, y por lo que se refiere al sector arrocero, ha solicitado “la autorización para el funcionamiento del sistema único de la margen izquierda de este sector, tal como ha funcionado en años anteriores con buen resultado, vigilando la salinidad del estuario para el correcto desarrollo de este cultivo”.

    También ha demandado “la autorización de riego extraordinario del arroz, para las explotaciones acogidas al acuerdo de regularización concesional, que todavía no hayan sido regularizadas, en los mismos términos de los autorizados en la campaña pasada”.

    Igualmente ha solicitado “autorización de riego extraordinario de olivar de Jaén y del Guadajoz de 1.000 m3/ha para las explotaciones acogidas al acuerdo de regularización concesional, que todavía no hayan sido regularizadas, en los mismos términos de los autorizados en la campaña pasada”.

    Finalmente, ha solicitado “la autorización de riegos extraordinario para aquellas superficies de regadío en precario, limítrofes con zonas regables, para los cultivos que se encuentren en una situación de infradotación o de precariedad en sus fuentes de suministro habitual, y en los mismos términos de los autorizados en la campaña pasada”.

Agilización para riegos extraordinarios

    Para estos casos, Feragua demanda que sean las propias Comunidades de Regantes las que soliciten el riego extraordinario ante la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para sus regantes limítrofes.

    En relación con todos estos riegos extraordinarios, Feragua ha solicitado la agilización de los procedimientos de solicitud, a fin de que las autorizaciones lleguen a tiempo y puedan ser aprovechadas en todo su potencial por los regantes beneficiados, ya que las necesidades hídricas de los cultivos se empiezan ya a generalizar en el ámbito de toda la Cuenca y si no llueve pronto, es necesario regar en muchas zonas regables, por lo que solicita a que la Comisión Permanente de la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir se convoque con urgencia y tome las decisiones adecuadas para favorecer el potencial agrícola del regadío del Guadalquivir, en una año con recursos suficientes para atenderlos, sin que se produzcan afecciones a futuras temporadas de riego.