El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha advertido este martes 10 que la negociación para la reforma de la Política Agraria Común (PAC) no “va a ser una tarea fácil” y que esta es una “política para agricultores y ganaderos, no para hectáreas, aunque los pagos estén vinculados al territorio”.

De esta manera se ha referido el ministro, en su primera comparecencia ordinaria en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Congreso de los Diputados, al que ha considerado el mayor reto de su tarea al frente del Ministerio, tal y como le encomendó en su día el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Ha insistido en la necesidad de alcanzar una “posición” de España fuerte, consensuada con las comunidades autónomas y los productores, porque, por su experiencia en las instituciones europeas, sin estas premisas se aguantan “30 segundos en la mesa de negociación”.

“Más allá de las cifras hay personas, hay agricultores y ganaderos que son la preocupación fundamental”

Se ha referido al contexto del Brexit, que dejará un agujero de 12.000 millones de euros y a los nuevos retos “legítimos” de la Unión, pese a lo cual pretende conseguir una PAC común, que mantenga los dos pilares, y con pagos directos “que den soporte” a los agricultores.

En otra línea, ha relacionado las “opciones” del nuevo marco comunitario, con 9.800 millones de euros para políticas de innovación en sector agroalimentario y preservación de la biodiversidad, con el fin de avanzar en otro de los grandes desafíos que ha señalado, la despoblación rural.

El 84 % del territorio alberga a solo el 16,5 % de la población, ha recordado, una situación que requiere la coordinación con otros departamentos y “que pasa por la innovación y la digitalización del medio rural”.

El ministro Planas ha desgranado en su intervención una radiografía de un sector que ha definido como el que aglutina el 10% del PIB, ocupa a más de 2,4 millones de personas, determina la “vida activa del medio rural” y es netamente “exportador”.

“Más allá de las cifras hay personas, hay agricultores y ganaderos que son la preocupación fundamental”, ha subrayado, por eso ha defendido entre los principales objetivos la rentabilidad y los márgenes que reciben los productores.

Otras preocupaciones que ha mencionado Luis Planas han sido la mejora de la concentración de la oferta, apostar por la calidad de los alimentos como factor determinante y, de nuevo, el I+D+i como elemento imprescindible “como marco distinto desde la competencia”.

El ministro ha marcado hasta 12 líneas de actuación en materia agrícola para esta legislatura

Mejorar la incorporación de los jóvenes -con medidas también en materia fiscal y de reputación social- y la igualdad de género son otros de sus retos, pues en estos momentos sólo uno de cada cuatro habitantes del medio rural son mujeres, una realidad “a la que hay que dar respuesta”.

El ministro ha marcado hasta 12 líneas de actuación en materia agrícola, desde la mejora de la rentabilidad de las explotaciones, la vertebración sectorial y la mejora del funcionamiento de la cadena, pese a los avances que ha supuesto la ley, con una preocupación fundamental por la “ventas a pérdidas”.

Luis Planas Ha abogado por la integración asociativa, la transparencia, la mejora de la sanidad vegetal y animal, aunar el sistema agroalimentario con los retos ambientales y “redoblar” los esfuerzos para mejorar el acceso a los mercados internacionales.

También ha mencionado el uso eficiente del agua, la reducción de la brecha digital -porque “la revolución digital no es un patrimonio del sector secundario y de servicios”- y el refuerzo de la política forestal.

En esta materia, Luis Planas ha aclarado que pese a la división entre ambos ministerios, “la política forestal es parte del desarrollo del medio rural” y el 54 % de la superficie nacional tiene la consideración de monte y terreno forestal y su desarrollo es importante desde “el punto de vista económico, pero también social y medioambiental”.

Los diferente portavoces de los partidos políticos en la Comisión han coincidido con Planas en la importancia del presupuesto definitivo de la PAC para el sector agroalimentario y en la necesidad de adoptar medidas contra la despoblación.

Detalles de las líneas de actuación y de las medidas en mapama.es.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here