“Por un campo joven”

0
11

ASAJA .- Esta organización celebró este sábado en el teatro ‘Tomás Barrera’, de La Solana, la jornada ‘Por un campo joven’, en la que participaron más de doscientos jóvenes agricultores y ganaderos de toda la provincia.

El principal objetivo de este encuentro era conocer de primera mano las necesidades, problemas, preocupaciones o posibles soluciones de los jóvenes
de la Organización.

 

 Éstos expusieron sus argumentos, coincidiendo en la necesidad de un relevo generacional en el campo, pues de lo contrario estas actividades desaparecerán en los próximos años, y eso conllevará la despoblación de las zonas rurales.

 

En representación de los participantes expusieron estas inquietudes los agricultores y ganaderos: Fernando Piedrabuena, José Luis Pérez, Francisco García-Cervigón, Mariana Fuentes, Juan Miguel Requena, José Ignacio Espinosa e Isidro Díaz del Campo.

Sus propuestas, junto a otras de la Organización, se recogieron en un documento de debate sobre el futuro de los jóvenes agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha. Algunas de las principales reivindicaciones y demandas son: menos burocracia a la hora de tramitar expedientes y ayudas; renovación de los consejos rectores de las cooperativas y facilitar el acceso a ellas de los jóvenes o que las diversas administraciones abran líneas de ayudas que puedan pagar y estipulen las fechas de cobro. 

Abrió el acto, el presidente de ASAJA La Solana, Juan José Díaz de los Bernardos, que explicó que esta jornada "nace por la preocupación que existe en el campo por el envejecimiento de su población". Buena muestra de ello es que tan sólo el 6% de los agricultores y ganaderos europeos son menores de 35 años, apuntó.

‘Por un campo joven’ contó con la participación del vicepresidente del Consejo Europeo de Jóvenes Agricultores y miembro de ASAJA Sevilla, José Fernando Robles, que alertó que en los últimos años ha descendido notablemente el número de agricultores en la Unión Europea, "por lo que el relevo generacional es clave para que las zonas rurales no se conviertan en desiertos".

 

 Desde su puesto europeo defendió el fortalecimiento de la Política Agraria Común más allá de 2014, y sobre todo, apostó porque la PAC contemple mecanismos más efectivos que los actuales para rentabilizar la actividad agraria y para favorecer la incorporación de jóvenes y el relevo generacional.