La Consejería de Ganadería ha establecido una serie de medidas extraordinarias ante la existencia posibles brotes de brucelosis en la zona sur de Cantabria que linda con Palencia, provincia donde también se ha detectado otro brote, entre ellas la prohibición de que animales bovinos de la zona de Campoo sean trasladados fuera de sus municipios.

En una resolución, que publica este viernes 26 el Boletín Oficial de Cantabria, el departamento cántabro fija esa prohibición para las reses bovinas de Campoo de Suso, Valdeolea y Campoo de Yuso, que tampoco pueden tener movimiento de trashumancia y que solo pueden abandonar esa zona si van destino al matadero o, en el caso de que sean animales menores de 12 meses, a cebadero o matadero.

La Consejería también deniega la autorización del movimiento de ganado bovino de toda Cantabria al pasto común de Brañosera (Palencia), donde asegura que los servicios veterinarios de Castilla y León han detectado “un potente foco de brucelosis”.

Se teme un contagio de alguna de las explotaciones que pueda “suponer una importante difusión de la enfermedad”

En concreto, el departamento de Ganadería del Gobierno de Cantabria precisa que reses de una explotación de la zona de Campoo que habían acudido a Brañosera en 2016, dieron positivo de brucelosis en 2017.

Y añade la Consejería que a esos pastos acuden reses de Campoo de Enmedio, Rionansa, Guriezo, Los Corrales de Buelna, San Felices de Buelna, Liérganes, Puente Viesgo, Cabuérniga, Molledo, Valdáliga, Cabezón de Liébana, Cabezón de la Sal, Torrelavega, Tudanca, Herrerías, y Ribamontán al Mar.

Esos municipios son zonas libres de brucelosis, pero la Consejería recuerda que el contagio de alguna de las explotaciones -en el caso de que tengan el foco de Brañosera- pueda “suponer una importante difusión de la enfermedad” en áreas de Cantabria que hasta ahora están indemnes de brucelosis.

La Consejería de Ganadería ha afirmado que estas medidas se van a mantener hasta que la situación epidemológica de la brucelosis indique que ya no hay problemas y encuadra su decisión en un acuerdo que se produjo el pasado día 16 entre el Ministerio y los Gobiernos de Cantabria, Castilla y León y Asturias para evaluar la situación actual del brote de esta enfermedad animal.

Cabe recordar que en fabrero, la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria mantuvo 149 explotaciones sujetas a medidas de inmovilización y seguimiento por brucelosis, y en 12 se le confirmó la enfermedad y procedió al sacrificio de los animales, sacrificando 1.013 animales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here