Preocupación ante la rápida caída del precio en origen del tomate, que alcanza hasta el 44%

0
10

      Y es que sólo en la última semana según las estimaciones de ASAJA-Almería, el precio del tomate ha caído un 26% situándose en una media inferior a los 0.30 euros/kg, lo que significa que en estos momentos los agricultores están vendiendo por debajo de los costes de producción, perdiendo una media de 0,10 euros por cada kilo que venden. Este descenso en el precio ha sido más acusado en la variedad tipo rama, cuyo precio ha descendido un 50% en apenas 15 días, y sólo en la última semana esta variedad ha bajado su precio 18 céntimos por kilo. En el caso del tipo pera que ha ido perdiendo valor durante todo el mes en la ultima semana ha perdido un 31,8% ha caído 14 céntimos, y la tendencia continúa esta primera semana de marzo.

       “Es cierto que en estos momentos existe mayor oferta de este producto, pero aún queda mucha campaña, las temperaturas irán subiendo y teniendo en cuenta los resultados que hemos ido obteniendo en la totalidad de nuestras producciones hortícolas estamos ante los peores resultados de los últimos años y será difícil que los agricultores puedan soportar esta pérdida de ingresos”, señala Francisco Vargas, presidente de ASAJA.

La berenajena, el calabacín o el pepino también sufren graves caídas

    La berenjena es otro de los productos que también ha caído de forma acusada en la última semana, quedando su precio medio muy por debajo de las medias de años anteriores. En sólo una semana su precio ha caído un 46% y se encuentra un 38% del precio que registraba el año anterior  y un 47% del precio de hace dos años. Es más, realizando una perspectiva general a la campaña de este producto encontramos con que los agricultores han perdido 30 céntimos por kilo en comparación con la campaña anterior.

     Situación similar es la que atraviesa el calabacín, cuyo descenso medio en el valor respecto a la campaña anterior ronda el 23%, siendo esta pérdida hasta de un 57% en el período comprendido hasta diciembre. En estos momentos de caída generalizada en los precios destacar que ha caído un 43% durante la semana pasada.

    Para el pepino tampoco está siendo una buena campaña en lo que respecta a su precio, tal y como desde ASAJA venimos señalando, con lo que en estos momentos su caída es de un 33% respecto al precio medio obtenido en la campaña anterior, y un 47% menor respecto a hace dos campañas.

    En el caso del pimiento se observa también una pérdida del valor en origen en esta campaña de alrededor del 22% en relación a la anterior. Por ejemplo el precio medio  en lo que llevamos de campaña del California Verde es 15 céntimos inferior al año anterior, 16 céntimos el Rojo y 27 el Amarillo, y en el caso del Lamuyo Verde la pérdida de valor es de 10 céntimos respecto a la campaña anterior.  El descenso en la última semana de febrero ha sido de cerca de 20 céntimos para el California verde, siendo para esta variedad la caída más acusada. Situación similar ocurre con el Lamuyo rojo que, durante los últimos 15 días ha registrado el valor medio más bajo de los últimos 3 años.

Denuncian al sector comercialziador que la "guerra de precios perjudica a todos"

    Ante esta situación de caída en los precios en origen desde ASAJA-Almería reclamamos al sector comercializador que refuerce las medidas necesarias para evitar el hundimiento de todo el sistema productivo, “esta guerra del precio a la baja nos perjudica a todos. Existen mecanismos para poder regular el mercado y la oferta, por lo tanto usemos todas las herramientas a nuestro alcance para conseguir una campaña de primavera digna en cuanto a precios”, apunta Vargas.

     En estos momentos el mercado lo está absorbiendo todo, "por lo que no tiene sentido que cuando los precios al consumidor se están manteniendo, al agricultor se le esté pagando hasta un 40% por debajo de años anteriores".

    Por otro lado, ASAJA cree que "sería interesante" que la AICA (Agencia de Información y Control Alimentarios) estudiara cómo están afectando en los precios en origen las ofertas a la baja que está realizando la distribución a los intermediarios, que son quienes finalmente adquieren el producto en las comercializadoras. En opinión de ASAJA "podríamos encontrarnos ante una situación de abuso de posición de dominio por parte de la gran distribución, por tanto podría ser sancionable. Aunque la distribución está implantada en Europa, la AICA sí podría actuar sobre plataformas e intermediarios instalados en España".