Preocupación en Almería tras sufrir cinco ataques en cortijos en un fin de semana

0
2

    Siguen la pista a unos delincuentes que, probablemente, tengan antecedentes a sus espaldas y no sea la primera vez que cometen este tipo de hechos delictivos.
Los vecinos afectados daban  cuenta de todo lo ocurrido en los respectivos cuarteles donde interpusieron las denuncias y enumeraron la cantidad de objetos que habían echado en falta, según informa María José Uroz en www.elalmeria.es.

   Una moto de campo, motosierras, herramientas, aperos de labranza y de la agricultura, un grupo electrógeno, sartenes y cacerolas de cocina, comida y bebida son sólo algunos de los elementos que han conformado el botín con el que los cacos se han hecho en Tabernas.

   Las víctimas no podían creerse lo ocurrido, aunque aseguran que llevan tiempo "con el miedo metido en el cuerpo" y con sospechas de algunos individuos que han visto merodear por la zona en las últimas semanas. A pesar de los efectos sustraídos, lo que más duele a los propietarios de los cortijos asaltados son los destrozos que han provocado para acceder al interior. Han reventados puertas, ventanas y todo lo que se ha puesto a su paso para obtener su meta. La Policía Judicial de la Guardia Civil trabajó durante horas en la inspección ocular de los cortijos forzados.

Algunos prefieren dejar las puertas abiertas para evitar los destrozos

   Los agricultores del Poniente, del Levante y de la comarca de Níjar coinciden con estas declaraciones. De hecho, muchos han optado por dejar incluso las puertas abiertas de sus instalaciones y naves por la noche para que si llegan los ladrones se lleven lo que quieran sin romper nada. "Cerrado o sin cerrar van a entrar, así que mejor dejarlo fácil para que el daño sea el menor posible", son las palabras de un empresario a este periódico.

   Los agentes de la Guardia Civil que conforman los equipos ROCA difieren mucho de estas decisiones. De hecho se están dedicando especialmente a aconsejar a los agricultores para incrementar las medidas de seguridad de sus explotaciones y así evitar robos y males mayores.

   Cabe destacar el compromiso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, especialmente de la Guardia Civil, con este tipo de delincuencia en las zonas rurales donde los robos con fuerza están a la orden del día. Además del apoyo de los equipos ROCA, en los últimos dos años se han sumado a las patrullas de la provincia los grupos de caballería e incluso unidades especiales de seguridad ciudadana que apoyan a los puestos principales, también coordinados con otros cuerpos de seguridad como la Policía Nacional o la Policía Local, como así destacó en una de sus últimas visitas la delegada del Gobierno.

(Foto: Archivo)