La organización agraria ASAJA está preocupada por el retraso en la gestión administrativa del control de los cultivos por la técnica de la teledetección, a efectos de las ayudas de la PAC, que este año se está llevando a cabo en una amplia superficie agrícola de la provincia de León, lo que puede generar un retraso en los pagos de la PAC.

La teledetección para la gestión de los pagos de la PAC se efectúa cada año en una provincia, correspondiendo en 2018 a la de León, y afectando a una amplia superficie de cultivo entre las localidades de Mansilla de las Mulas y Valderas, abarcando tanto explotaciones de regadío de la ribera del Esla, como explotaciones de secano en la comarca de Esla Campos. Este sistema de control comprueba, mediante imágenes tomadas en más de una fecha, que cada finca declarada en la PAC tiene el cultivo que ha declarado el agricultor, y en el caso contrario se abre un procedimiento administrativo para anularla en el expediente con la consiguiente penalización si es el caso.

En otras ocasiones que ha pasado lo mismo, los pagos se han retrasado una media de 90 días

Este control es al margen de los que cada año se hacen para cumplir con los reglamentos europeos, y que suelen implicar a un porcentaje entre el 3 y el 5 por ciento de los solicitantes de cada línea de ayuda.

La experiencia de años anteriores demuestra que en las zonas en las que se hace la teledetección se retrasa la fecha de  los pagos una media de noventa días. ASAJA entiende que el trabajo de este año va retrasado, ya que los agricultores todavía no han recibido comunicación o notificación alguna, por lo tanto el trabajo administrativo no va a estar completado para mediados de octubre cuando previsiblemente se adelante el 50% de los importes de la PAC, e incluso que no paguen con regularidad antes de que finalice el año, que es la fecha habitual en la que se libran los pagos de la mayoría de estas ayudas.

ASAJA considera que el control de la veracidad de lo declarado y el cumplimiento de los requisitos establecidos es uno de los aspectos más importantes de la gestión de las ayudas de la PAC, junto con lo que es la tramitación profesional de los expedientes de solicitud. ASAJA no ampara a quienes puedan tener intención de defraudar con las ayudas de la PAC, pero a la vez reclama menos carga burocrática y una especial sensibilidad para valorar los cultivos cuando se han producido circunstancias climáticas o agronómicas adversas.

ASAJA pide  a la Junta de Castilla y León que refuerce con personal y medios, si fuera necesario, para que todos los trámites administrativos derivados de la teledetección de las ayudas de la PAC se pueda hacer en los próximos dos meses, y que ningún agricultor o ganadero vea retrasado el cobro de las ayudas por este motivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here