Representantes de la Unión Extremadura se han reunido este jueves 18 con el Presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, para analizar la situación en la que se encuentran los pantanos del Guadiana en la región y ver las disponibilidades de agua para el riego, tanto para los riegos establecidos como las dotaciones de agua para futuras transformaciones (Tierra de Barros, Arroyo del campo y Monterrubio de la Serena).

Tras 5 años de sequía, la organización reconoce que se encuentran en enero con 3.200 hm3 de agua embalsada, que teniendo en cuenta un consumo de 1.034 hm3 para riegos con una dotación normal en el año 2.018, un mantenimiento de 790 hm3 para mantener la calidad de las aguas embalsadas, reservando 105 hm3 para abastecimiento, 75 hm3 para mantener los cultivos permanentes un año y una evaporación de 163 hm3, “lo que significa que tenemos una dotación normal para este año, pero si no lloviese en este año no quedaría agua para el riego para la campaña siguiente”.

Los responsables de La Unión le han trasladado al Presidente su preocupación por la escasez de agua y por las medidas que las distintas administraciones están desarrollando para poder ahorrar agua de riego y poder mantener los regadíos consolidados y asegurar los riegos en los regadíos proyectados.

En el encuentro le han trasladado sus propuestas para establecer líneas de ahorro de agua de manera colectiva, “las actuales son ayudas para líneas de ahorro de agua de manera individual que de ninguna manera podrá paliar el problema que nos afectan, en este sentido vamos a trasladar dichas propuesta a Comunidades de Regantes y a la Junta de Extremadura, ya que las mismas son las competentes para su desarrollo”, ha asegurado en una nota..

“Somos conscientes que mientras mantengamos 85.000 has en Extremadura de riego por inundación, podremos regar esta campaña pero si no llueve el próximo año de manera copia va a ser el último”, finalizan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here