Presentan en Lleida un proyecto para proteger la fruta del granizo

0
5

EFE.- El conseller de Agricultura, Josep Maria Pelegrí, ha presentado hoy en Lleida el Proyecto PRO-FRUIT, que comprende, entre otros, la creación de un Observatorio de Redes Antigranizo.

Pelegrí ha abierto su intervención haciendo patente que el propio nombre del proyecto ya avanza su objetivo: protección de la fruta, contra las tormentas y el granizo, que está impulsado por la Dirección general de Agricultura y Ganadería, y el IRTA, y que tiene como objetivo fomentar el uso de las redes antigranizo y asegurar la actividad económica de la producción y la comercialización de fruta fresca.

Entre los objetivos se encuentra la creación de un Observatorio de Redes Antigranizo en la finca que tiene el IRTA en Mollerussa, donde se instalarán las diferentes tipologías de tecnología de redes que hay actualmente en el mercado.

La parcela tendrá un triple uso: comparar la eficacia de las mismas y su efecto sobre la producción y la calidad de la fruta, poner a punto las técnicas de cultivos asociadas al uso de redes, y ser una plataforma de difusión y transferencia a los agricultores de las ventajas de este sistema de protección.

Por otro lado, también se trasladará a otros municipios las ventajas del nuevo sistema contra el granizo.

De hecho, los datos constatan que la superficie de frutales afectada anualmente por tormentas de granizo supera cada año las 1.500 hectáreas, habiéndose superado las 10.000 entre 1999 y 2012, y son más habituales en la zona de Lleida, donde en el año 2012 las granizadas afectaron a 13.000 hectáreas, que suponen aproximadamente un tercio de la superficie productiva de fruta de la zona.

Así, Pelegrí ha querido incidir en que “actualmente, la mejor tecnología para proteger la producción frente a las granizadas son las redes antigranizo”.

A pesar del daño que puedan ocasionar, el uso de redes no está muy generalizado básicamente por el coste de la inversión y la superficie media de las plantaciones de frutales, teniendo en cuenta también que el coste por unidad de superficie es inferior cuanto mayor es la parcela, según el conseller.

En este sentido, Pelegrí ha recordado que este año se han abierto dos líneas de crédito con el ICF para facilitar de acceso a la financiación en forma de garantía (avales) para la financiación de inversiones.

Pelegrí ha apuntado que el sector frutícola es muy competitivo en los mercados internacionales pues Cataluña exporta cerca del 40 % de los melocotones y de las nectarinas de España y cerca del 70 % de las peras y manzanas; y los destinos son centroeuropa y los países del este.