Primer pulso a la PAC: Aragón adopta medidas compensatorias para los agricultores de secano

0
12

        El consejero ha defendido que con la modificación de la Política Agraria Comunitaria "España no pierde, no pierde ninguna comunidad y no pierde ningún agricultor".

     El mantenimiento de esos derechos históricos en el mapa que determina el reparto del primer pilar de fondos de la PAC se acordó, ha dicho Lobón, en diciembre de 2013 por todas las Comunidades Autónomas y "es la base de la negociación, no se puede cambiar", tal y como pedían los agricultores turolenses.

Lo que no se puede cambiar jurídicamente "se puede hacer económicamente"


     No obstante, ha manifestado que hay un "compromiso del Gobierno de Aragón" de que "lo que no se puede cambiar jurídicamente se cambie de hecho económicamente".

     Así, el Ejecutivo ha presentado la ampliación de dos medidas agroambientales, que se enmarcan en el segundo pilar de la PAC, que se financia con fondos Feder de la Unión Europea y fondos estatales, como medidas compensatorias.

     El Departamento entiende que "hay superficies más frágiles" con problemas como la despoblación y la aridez que necesitan una ayuda compensatoria con la que "corregir los criterios de aplicación nacionales", ha dicho el director general de Producción Agraria, Jesús Nogués.

     Se trata de medidas que los agricultores podrán solicitar de manera voluntaria a partir del 1 de marzo cuando se publique la orden en el Boletín Oficial de Aragón por la que se comienza a desarrollar de manera operativa la PAC.

    Así, los agricultores de las zonas de secano cuyos cultivos estén catalogados como zona 3, principalmente en la provincia de Teruel y las comarcas oscenses de Monegros y Bajo Cinca, podrán acogerse a ayudas por mantenimiento de rastrojos y por el cultivo de esparceta.

     En el primer caso, los agricultores que se comprometan a mantener rastrojos hasta el 31 de diciembre podrán beneficiarse de hasta 50 euros por hectáreas con un tope de 30 hectáreas.

     La otra medida agroambiental que se amplía es para zonas más húmedas dentro del secano, y la ayuda puede llegar a los 80 euros por hectárea, también con limitación de número de hectáreas.

     De este modo, ha añadido Nogués, se estima que se compensan la media de 10 euros de menos que reciben por hectárea y año los agricultores de la zona 3 (unos 115 euros) frente a los de zona 5.

     El Gobierno aragonés estima que estas ayudas, de las que pueden beneficiarse unos 8.000 agricultores, supondrán una aportación de 3,8 millones de euros en Aragón.

En España hay 1,8 millones de hectáreas en la misma situación


     En toda España, ha dicho el director general, 1,8 millones de hectáreas están en esta situación.

     Las medidas tienen que ser aprobadas por la Unión Europea, ha apuntado Nogués, aunque desde el punto de vista operativo se publican ya para que los agricultores puedan solicitarlas al mismo tiempo que el resto de medidas de la PAC.

     Nogués ha reconocido que hay otras opciones para determinar el mapa de estratos como ha hecho la Comunidad de Madrid, pero en el caso de Aragón hubiera supuesto "detraer ayudas a los agricultores en estratos superiores que tienen esos derechos en beneficios de otros", y perder 20 millones de euros en ayudas al secano.

     No obstante, Lobón ha recalcado que son conscientes de que hay una situación de "desigualdad" que se comprometen a plantear en la próxima revisión intermedia de la PAC, que comenzará a negociarse en 2016 para aplicarse en 2017.

     En esa negociación, ha dicho, Aragón planteará la posibilidad de fusionar estratos como han hecho Francia o Alemania con distintos criterios. Además, propondrán otras medidas compensatorias dentro del primer pilar de la PAC para dotar a las zonas más desfavorecidas.