La reclamación de una subida de los precios de la uva es un clamor en todas las organizaciones agrarias, pero el primer varapalo a esta pretensión ha llegado del Grupo Rioja, que ha instado este viernes 31 al sector a recuperar la moderación en las operaciones ante la amplia cosecha prevista en la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja y ha mostrado su preocupación por la caída de las ventas de vino en 2018, que ya acumula un retroceso del -8 por ciento en julio.

El Grupo Rioja, en una nota, ha señalado que es “imprescindible un retorno a la moderación en las operaciones y controlar los precios en origen”, dado que “solo así será posible recuperar el crecimiento en ventas que garantice el equilibrio en la Denominación”, formada por las comunidades riojana, vasca y navarra.

De lo contrario, ha dicho, “la situación para las próximas campañas puede complicarse en gran medida por un desequilibrio entre existencias y ventas por el pronunciado descenso de estas últimas”.

En el aspecto cualitativo, las expectativas son muy positivas; en el cuantitativo se estiman unos 485 millones de kilos de uva

El Grupo Rioja ha confirmado las buenas perspectivas para la cosecha 2018 expuestas por los servicios técnicos del Consejo Regulador de la DOCa Rioja, tanto a nivel cualitativo como cuantitativo.

En el aspecto cualitativo, las expectativas son muy positivas, a la espera de la evolución de la climatología en estas semanas previas a la vendimia, que son claves para la calidad final de la cosecha, ha precisado.

Sus datos indican que la labor realizada por los profesionales del campo y la mejora de la climatología en las últimas semanas han permitido superar los problemas sanitarios aparecidos en algunas zonas de la Denominación como consecuencia de la alta humedad.

Las expectativas, en el aspecto cuantitativo, también son muy favorables, ya que las estimaciones se aproximan a los 485 millones de kilos de uva, que es el potencial de amparo que fijó el pleno del Consejo Regulador para la actual cosecha.

Este potencia, ha indicado, debe contribuir de forma definitiva a corregir el déficit productivo de 2017, donde “una cosecha muy corta tuvo como consecuencia la falta de abastecimiento y un notable incremento de los precios en origen”, por lo que insisten ahora en esa moderación en las operaciones.

Para el Grupo Rioja, estas son las principales causas de la caída de ventas que sufre la Denominación durante 2018 y ha expresado su preocupación por este “pronunciado” descenso en el mercado, que ya acumula un -8 % en el mes de julio.

“Resulta necesario corregir esta peligrosa tendencia para retomar la senda del crecimiento sostenido que se había logrado con anterioridad a la cosecha de 2017 y garantizar la rentabilidad de todo el sector a corto y medio plazo”, ha subrayado.

Ha defendido que, para lograr ese objetivo y tras la excepcionalidad de la cosecha de 2017, es “imprescindible un retorno a la moderación de precios en origen”.

El Grupo Rioja es la principal asociación del sector comercial de la DOCa, que agrupa a 55 bodegas de La Rioja, País Vasco y Navarra, que facturan conjuntamente más del 75 % de la comercialización de Rioja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here