Producción y consumo sostenible para erradicar el hambre en tiempos de crisis

0
4

EFE.- En una entrevista con Efeagro, el economista, ingeniero agrónomo y catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid, Ignacio Trueba ha asegurado que "no hay excusas" para acabar con el hambre, que afecta a uno de cada siete habitantes del planeta, porque "existen recursos, tecnología y medios suficientes y asequibles".

"Nuestra conclusión es que si se quiere, se puede. No es un cuento chino, podemos hacerlo", ha puntualizado Trueba.

El agro-economista Andrew MacMillan ha coincidido en este punto y, en declaraciones a Efeagro, se ha referido a los "muy pocos avances" en la lucha contra el hambre en los últimos años porque se tiende a buscar "soluciones complicadas e indirectas" en lugar de buscar respuestas "simples y rápidas".

En el libro, los expertos en ingeniería agronómica y de la alimentación proponen medidas para acabar con el hambre en un mundo golpeado por una crisis económica, energética, medioambiental y de volatilidad de precios.

Para Trueba y MacMillan la solución pasa por una producción y un consumo de alimentos sostenible, para lo que proponen aumentar la productividad agraria respetando la biodiversidad y "la dignidad de las personas", y aprovechar los productos que se desechan, sobre todo en los países desarrollados.

"Casi la tercera parte de lo que se produce se tira. Es un escándalo porque hay personas que tienen hambre y porque los alimentos tienen una huella ecológica tremenda, ya que se producen a costa de contaminar el medioambiente", ha señalado Trueba.

Además, llaman a "aprender a comer", a cambiar, a través de la educación, los hábitos de consumo y a racionalizar la ingesta de energía "para que no haya personas que coman 5.000 kilocalorías y otras menos de 1.500".

"La gente no está hambrienta porque falte comida, sino porque no se reparte de forma igualitaria", ha indicado MacMillan.

Según Trueba, si se aplican estas tres medidas se podría rebajar de un 70 a un 50 % el porcentaje en el que la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) prevé que habría que aumentar la producción de alimentos de aquí al año 2050 para alimentar a una población que alcanzará las 9.000 millones de personas.

Junto a estas iniciativas, según el libro, la solución pasa por un compromiso mayor de los gobiernos, que hasta ahora han "ignorado" esta lacra que visten de "bonitas palabras y promesas que no se cumplen".

A través del eslogan "Actúa ya" sus autores llaman, además, a un "compromiso personal" y a un papel más activo de los medios de comunicación para sensibilizar a la sociedad.

Los fondos recaudados de la venta del libro, cuyo prólogo firma el director general de la FAO, Jacques Diouf, se destinará a una ONG de Kenia.