Productores hortícolas pueden pedir ya las ayudas a UE por crisis de “E.coli”

0
10

EFE.- Las compensaciones, aprobadas en el Comité de Gestión de la Unión Europea (UE) la semana pasada y publicadas oficialmente el pasado sábado, se limitan a cinco productos (tomates, pimientos, pepinos, calabacines y lechugas) y cubrirán la retirada, cosecha en verde y no cosecha realizadas entre el pasado 26 de mayo al 30 de junio.

No obstante, la Comisión Europea no descarta la posibilidad de que se incrementen estos apoyos al sector si finalmente las solicitudes de los productores superan los 210 millones de euros establecidos, según ha avanzado este fin de semana el comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos.

Para la Federación Española de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex), las medidas para compensar al sector son "insuficientes", ya que no prevén indemnizaciones por el "hundimiento" generalizado de los mercados que ha afectado a todas las producciones, han indicado hoy fuentes de esta organización.

Además, han recordado que no se palían los daños a la imagen de calidad y seguridad del sector español, unos daños que "deben ser asumidos por la Comisión Europea como responsable tanto de la gestión de la crisis alimentaria como de sus consecuencias sobre los mercados".

El director general de Cooperativas Agro-alimentarias, Eduardo Baamonde, ha considerado que el anuncio de Ciolos sobre la posibilidad de ampliar las indemnizaciones es un "brindis al sol" porque el problema de base se centra en que las medidas diseñadas "no responden a las necesidades de los afectados".

Baamonde ha indicado a Efeagro que, tal y como están instrumentadas las indemnizaciones, beneficiarán a los países que ahora están recogiendo estas hortalizas, como Holanda o Bélgica, y no a España, en donde la campaña se da prácticamente por concluida.

Ha recordado que en nuestro país otros sectores como el de la fruta de hueso se encuentra en un momento fuerte de exportaciones, si bien la Comisión Europea no ha tenido en cuenta el impacto de la crisis del "E.coli", que ha provocado en la actualidad un descenso de precios de entre un 50 y un 75 %, según las producciones.

Las cooperativas evalúan las pérdidas totales, un proceso que aún no han concluido, pero que, según Baamonde, se elevan a más de seis millones de euros en el caso puntual de alguna de ellas.

El presidente de Asaja Almería, Francisco Vargas, ha criticado también los criterios empleados para calcular las compensaciones y ha recordado que se trata una situación que "no hemos forzado los agricultores sino que nos la han provocado" las autoridades de Hamburgo.

Además, en declaraciones a Efeagro, ha lamentado que Europa pretenda hacerse cargo sólo con el 50 % del gasto de la campaña de promoción para el sector, mientras que espera que la otra mitad se reparta entre el Gobierno español (con un 30 %) y el propio sector (con un 20 %).

El responsable de Frutas y Hortalizas de COAG, Andrés Góngora, por su parte, ha reiterado a Efeagro la importancia de solicitar las indemnizaciones porque si se superan las solicitudes se podrían ampliar los 210 millones acordados por la Comisión Europea la semana pasada.

Ha destacado, además, la necesidad de que se amplíen los cinco productos afectados a otros como la berenjena y el melón y la sandía, que se han visto perjudicados por una fuerte caída de los precios.

Para la vicesecretaria general de UPA, Montserrat Cortiñas, lo importante es que España ha sido el país más perjudicado por una crisis "generada por unos irresponsables", lo que requiere de Bruselas una "sensibilidad especial" con el sector.

Ha subrayado a Efeagro que todos los mercados se han visto afectados por estas crisis alimentaria y que se ha producido una "pérdida de valor generalizada" en todas las producciones y que no está recogida por la normativa de compensaciones de la UE.

España exporta una producción hortofrutícola de 9,5 millones de toneladas, fundamentalmente a la UE, por un valor de más de 8.600 millones de euros, según los datos de la Dirección General de Aduanas de 2010, mientras este sector da empleo a más de 300.000 trabajadores.