PROEXPORT está fomentando que las empresas agrarias implanten el modelo de prevención de delitos y para ello ha organizado junto a PwC la jornada “La responsabilidad penal de las empresas agrarias y los modelos de prevención de delitos”, en la que se han abordado las distintas actividades que en el sector agrario presentan mayor riesgo.

Con la reforma del Código Penal en 2015 se aprueba un marco normativo que establece la responsabilidad de las empresas como personas jurídicas. En este sentido, las empresas pueden reducir el riesgo de responsabilidad penal ante las acciones delictivas de cualquiera de sus trabajadores, estableciendo un modelo de prevención de delitos en su seno. “Según establece la normativa, una persona jurídica podrá quedar exenta siempre que el órgano de dirección haya implantado este módulo”, ha explicado Elena Alcázar, asociada del Dpto. Procesal de PwC Murcia.

Las situaciones en las que las empresas agrarias presentan mayor riesgo de comisión de delitos son amplias: delitos contra el medio ambiente por la explotación de terrenos o manipulación de productos, delitos contra la salud pública por el uso de sustancias tóxicas, delitos contra los derechos de los trabajadores, contra la Seguridad Social o Hacienda Pública o delitos de contrabando en su actividad de importación o exportación.

Contar con modelos de prevención de delitos que establezcan los protocolos necesarios para afrontar estos riesgos supone “un mecanismo de transparencia y reputación para las empresas que les aporta fiabilidad de cara a sus clientes y está siendo muy valorado a nivel internacional, especialmente en el ámbito de la alimentación donde este instrumento es muy apropiado debido a todos los ámbitos en los que pueden verse afectadas las empresas”, ha destacado María Navarro de PwC Murcia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here