La Unión de Uniones, ante la forma de reparto del Magrama de los 14,6 millones de euros que la Comisión ha asignado a España de la ayuda al sector lácteo, de los 350 millones de euros que moviliza el reglamento para sectores ganaderos en crisis, muestra su malestar al penalizar a los ganaderos que más han apostado por modernizar sus explotaciones y abogan por un valor unitario por vaca, sin exclusiones. Una postura que también defiende Asaja Palencia, que reclama el mismo valor unitario por vaca.

Unión de Uniones, ante los criterios de reparto establecidos por el Ministerio que condiciona las ayudas, en el caso de explotaciones de más de 75 vacas, a que éstas no hayan incrementado su producción entre 2015 y 2016, considera “que se está culpabilizando y penalizando a muchos ganaderos que han invertido para alcanzar una estructura que, en condiciones normales de mercado, deberían ser viables y sostenibles y que, además, se habrían acogido, en muchos casos, a los planes de mejora de los Programas de Desarrollo Rural de sus regiones”.

unión de uniones quiere que se prescinda del compromiso de los beneficiarios de no incrementar el número de vacas en 2017

De esta forma, la organización se lo ha hecho llegar por escrito al Ministerio y le ha propuesto que el reparto de los 14,6 millones de euros “sea lineal y equitativo para todos los ganaderos de vacuno de leche hasta un número máximo de 75 vacas por explotación, teniendo en consideración, además, que España es un país deficitario”.

AYUDA AL SECTOR LÁCTEO 2En el mismo contexto, Unión de Uniones propone que se prescinda del compromiso de los beneficiarios de no incrementar el número de vacas durante 2017. La organización recuerda que la reglamentación comunitaria permite usar en esta línea de adaptación otros criterios de asignación de ayudas que no se refieran exclusivamente la limitación del potencial productivo.

“Creemos que estos ganaderos serán doblemente castigados si tomamos en consideración que el Ministerio ya ha decidido que el próximo año las ayudas PAC asociadas subvencionarán como mucho los animales pagados en 2016” – afirman desde la organización. – “Creemos que esto no hace otra cosa más que agravar la situación, lejos de resolverla” – añaden.

Finalmente, la Unión de Uniones considera discriminatorio que exista una ayuda complementaria para los ganaderos que se encuentren en una Organización de Productores, puesto que, a diferencia de la producción, la posibilidad de pertenecer o no a una OP no depende totalmente de la voluntad del ganadero y no es garantía de mayor estabilidad y de un mayor precio. En opinión de la organización, en lugar de limitar la ayuda a las OP, debería ampliarse a otros tipos de asociación, como los grupos de recogida, cooperativas, u otras modalidades.

Asaja Palencia también cree que el borrador propone un reparto injusto de la ayuda

Asaja Palencia considera inadecuada la propuesta diseñada por el Ministerio de Agricultura para el reparto de la ayuda excepcional de adaptación destinada a mejorar la liquidez del sector lácteo. Esta ayuda, dotada con un montante de 14,6 millones en España, se enmarca en el último paquete de medidas comunitarias para el sector y está orientada a fortalecer a las explotaciones para que puedan mantener su actividad en medio de la crisis que padecen, agravada por la desaparición de las cuotas lácteas.

Asaja Palencia cree que el borrador propone un reparto injusto de la ayuda, ya que la partida principal se vincula sólo a los ganaderos que hubieran percibido ayudas asociadas de la PAC 2015-16 y hayan solicitado la de 2017. Además, serían beneficiarios de esta primera medida –que supone el 80% del dinero- los ganaderos que no hubieran incrementado su censo de vacas de leche durante los dos últimos años. Esta ayuda alcanzaría como máximo los 60 euros por vaca para un máximo de 75 vacas por beneficiario

ayuda al sector lacteo 3El 20% restante de la ayuda se estaría dirigida a los ganaderos integrados en organizaciones de productores. Este reparto para la segunda medida es igualmente rechazado por Asaja Palencia por considerar que estas organizaciones no son reconocidas por la industria como interlocutoras en la negociación, por lo que no cumplen la función por la que se crearon.

Por lo tanto, Asaja Palencia propone, y así lo ha solicitado al Ministerio, el reparto lineal y equitativo de la ayuda para los productores de leche en función de la producción o entregas de la última campaña. “Sólo así se beneficia el sector de vacuno de leche sostenible y con futuro”, asegura el presidente de Asaja, Honorato Meneses.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here