Proponen “replantear” el Segarra-Garrigues para aumentar el regadío catalán

0
7

    El CAREC sostiene que la premisa en la toma de decisiones ha de venir dada por una ponderación adecuada de los criterios de eficiencia económica, "irrenunciables en el coste de oportunidad de cualquier infraestructura", y de los factores de equilibrio territorial y medioambiental.

    Este organismo remarca que Cataluña no facilita una actividad agraria competitiva, en parte porque el 68,3% del territorio es superficie forestal poco explotada y también porque el 30% del suelo es superficie protegida, de la que cerca de 40.000 hectáreas corresponden al área del Segarra-Garrigues.

    Este canal, que pasará por seis comarcas leridanas, preveía inicialmente unas 100.000 hectáreas de superficie regable, que quedaron finalmente en 60.000 a causa de la calificación de 40.000 hectáreas como zonas ZEPA.

    De todas maneras, a causa de la baja adhesión de los propietarios de las zonas regables al canal, las hectáreas que se aprovechan actualmente son poco más de 3.000, según el CAREC.

Medidas para mejorar su competitividad

   
   En el documento, que ya está en manos de la Generalitat, este organismo asesor constata la vitalidad y dinamismo del sector agroalimentario catalán, que representa el 3,61% del Producto Interior Bruto (PIB) de la comunidad, aunque plantea una serie de medidas para mejorar su competitividad.

    Así, el CAREC propone incentivar la concentración parcelaria para que las explotaciones ganen dimensión y sean más eficientes, a la vez que recomienda mejorar el bosque con la producción de madera y biomasa.

    Para mejorar la productividad y los costes de las empresas agroalimentarias, este ente considera también "imprescindible" fomentar la concentración industrial y eliminar las penalizaciones mercantiles, laborales o fiscales al aumento de dimensión de las sociedades.

    Apuesta además por promover la integración vertical de las empresas y las alianzas entre productores y fabricantes, para mejorar su capacidad de negociación con los grandes distribuidores y su competitividad frente a las marcas blancas.

    El CAREC subraya que este sector, pese a las múltiples dificultades a las que debe hacer frente, es moderno, competitivo y creador de empleo, y recuerda que sólo el 20 % de la producción agraria en Cataluña está subvencionada.

    De hecho, desde su incorporación a la UE, Cataluña es contribuyente neta al presupuesto de la Unión y, aunque representa el 19 % de la producción agrícola del Estado español, sólo recibe el 6 % de las ayudas europeas.